TagLine Aquí






Busca tu Guía aqui

Redes Sociales







Guía para el cultivo en Bolis de Fibra de Coco.


Guía para el cultivo en Bolis de Fibra de Coco.

 

 

Para conocer que es hidroponia da click aqui

 

Los Bolis de Fibra de Coco, también llamados Placas de Fibra de Coco o Láminas de Fibra de Coco, en esencia es fibra corta y polvillo de coco, tamizado, lavado, esterilizado y empacado en forma de láminas para su uso inmediato en la Hidroponia; lo cual genera un gran ahorro en tiempo, materiales y mano de obra, sobre todas las demás clases de cultivo sobre sustratos. De ahi la gran difusión que tienen estos productos en el cultivo comercial de hortalizas de corte alto, como son los jitomates, berenjenas, chiles, pimientos, pepino, melón y sandía.

 

 

 

 

El cultivo sobre bolis no es algo nuevo en nuestro país; sin embargo la falta de información ha sido un factor fundamentaldebido a esto los productos han quedado solamente al alcance de productores experimentados.

 

A través de esta guía tratamos de presentar como el uso de éste producto puede facilitar las labores y reducir costos tanto de una hidroponía experimental ó casera así como en una hidroponía comercial.

 

 

 

 

 

Ventajas de los Bolis de Fibra de Coco en Cultivos Caseros

 

Los Bolis de Fibra de Coco son una opción fácil para comenzar el cultivo en hidroponía; por estar preparado para su uso inmediato, la hidroponía se vuelve, día con día, la técnica de cultivo más accesible a cualquier persona que, sin tener previa experiencia cultivando hortalizas, busca producir alimento de manera orgánica en muy poco espacio.

 

El Boli de Fibra de Coco a un nivel casero y experimental es útil para cultivar todas las clases de hortalizas; pero para que el uso del Boli sea rentable, recomendamos usarlos solamente para cultivar hortalizas de corte alto, como son las variedades de jitomate, chiles, pimientos, pepinos, berenjenas, sandias y melones.

 

Recuerda que si quieres conocer las características de estas hortalizas, puedes consultar nuestra "Tabla de Cuidado de Hortalizas por Hidroponia" haciendo click aquí.

 

También, si quieres consultar la "Guía para el cultivo del Jitomate por Hidroponía", puedes hacer click aquí.

 

 

 

 

Ventajas de los Bolis de Fibra de Coco en cultivos Comerciales

La principal aplicación de los Bolis de Fibra de Coco es en el ramo comercial, ya que al venir el sustrato previamente desinfectado, estabilizado, empacado y listo para usarse, genera fuertes ahorros en la mano de obra de cualquier invernadero; por lo cual es hoy en día, uno de los productos de mayor difusión mundial para invernaderos que trabajan cultivos en sustrato

.

A nivel Comercial, a pesar de que el Boli de Fibra de Coco es útil para cultivar todas las clases de hortaliza, se recomienda (por cuestiones de costo) su uso exclusivamente para cultivos de corte alto, como son las variedades de jitomate, chiles, pimientos, berenjenas, pepinos, sandias y melones.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

1.-Apertura de los orificios de siembra: Como se mencionó anteriormente, los Bolis de Fibra de Coco de venta por Hydro Environment son productos listos para usarse; por lo que la cubierta de plástico que cubre la fibra de coco tiene la función de contenedor y esta no debe de retirarse. Es por eso que para colocar nuestras plántulas en el boli debemos de realizar contadas perforaciones en el plástico que cubre nuestros bolis.

 

Para un mejor desarrollo de tus hortalizas, nosotros te recomendamos realizar 3 orificios por Boli, con una separación de 30cm entre ellos.

 

La manera más eficiente de abrir estos orificios y la que se realiza en cultivos comerciales donde se tienen que perforar cientos de bolis, es con ayuda de un tubo de PVC de 7.5 centímetros de diámetro ( o una medida similar), cortado en forma diagonal con el cual, a través de un golpe, se debe de atravezar la cubierta de los Bolis.

 

En el caso de un cultivo casero o pequeño, la perforación se puede hacer marcando, con ayuda de un objeto circular (ejemplo un vaso), la circunferencia que será el agujero, para posteriormente ser cortado con tijeras.

 

Es muy importante remarcar que los agujeros deben de realizarce al centro del bolli para que nuestras plantas crezcan derechas y, debido a que las perforaciones se deben de realizar cada 30 cm. de distancia y el boli mide un metro de largo, lo ideal es que con ayuda de una cinta métrica o flexo realices las perforaciones a las siguientes distancias:

 

Primera perforación 20 cm.
Segunda Perforación 50 cm.
Tercera Perforación 80 cm.

 

 

 

 

 

 

2.- Saturación con solución nutritiva: Antes de plantar es recomendable saturar el Boli con solución nutritiva y dejarlo reposar de 1 a 2 días; esto permitirá que la fibra se sature de nutrientes y no deje espacios de aire. Para que se logre éste objetivo, cada boli requiere de aproximadamente unos 15 litros de Solución Nutritiva Hydro Environment previamente preparada a la dosis usual para hortalizas (1.5 milisiemens).

 

Si todavía no sabes que es una solución nutritiva, puedes hacer click aquí.

 

Si todavía no sabes como preparar la Solución Nutritiva Hydro Environment puedes hacer click aquí.

 

 

 

 

 

 

 

 

3.- Cortes para el drenaje: Al día siguiente de la saturación de solución nutritiva, es necesario realizar pequeños cortes en forma de T invertida en la parte inferior de la bolsa para permitir el drenaje del exceso de solución nutritiva, ya que, a diferencia de cultivar sobre bolsas para cultivo, cuando se cultiva en bolis a base de sustratos orgánicos no es conveniente el uso de una reserva de solución en el contenedor.

 

 

 

 

 

 

 

4.-Transplante: Una vez que nuestros bolis ya tengan todas sus perforaciones y se encuentren inchados debido a la solución nutritiva, es buen momento para transplantar nuestras plantulas al boli.

 

Para esto previamente debimos de haber germinado nuestras hortalizas con ayuda de un germinador.

 

Si quieres saber como se hace la germinación con ayuda de un germinador, puedes hacer click aquí.

 

Una vez que ya tengamos germinadas las hortalizas que vamos a cultivar en el boli de fibra de coco, el siguiente paso es transplantarlas al boli.

 

 

 

Nota: Se pueden transplantar hasta dos plantas por orificio en el boli. Siempre y cuando una planta quede hacia la izquierda y otra a la derecha, se esté realizando un buen tutoreo y también la hortaliza lo permita.

 


Si quieres saber que hortalizas se pueden trabajar en boli y también cuales se pueden colocar hasta 2 plantas por orificio, puedes consultar la siguiente tabla.

 

HORTALIZA
NUMERO DE PLANTAS POR BOLI

PLANTAS POR ORIFICIO

Jitomate
de 3 a 6 plantas
hasta 2
Pepino
de 3 a 6 plantas
hasta 2
Berenjena
3 plantas
solamente 1
Calabacita
2 plantas
solamente 1
Melon

de 2 a 4 plantas

hasta 2
Sandía
de 2 a 4 plantas
hasta 2
Pimiento
de 3 a 6 planatas
hasta 2

Las hortalizas anteriores son las más rentables económicamente para producirse en este sustrato. Sin embargo los bolis de fibra de coco pueden ser usados para cualquier hortaliza (acelga, espinaca, lechuga, apio etc.). En cultivos caseros también aprovechamos todas las bondades de este sustrato.

 

 

 

 

 

 

5.-Manejo del riego: Una vez realizado el transplante, se debe realizar el riego solamente con agua por un periodo aproximado dos días para que la planta se alcance a recuperar. Una vez pasado este periodo se recomienda manejar el riego en el boli de la siguiente manera:

 

      1.-De inicio, se se regará la planta una vez al día, y en cualquier caso siempre por la mañana.

       

      2.-La frecuencia de los riegos se aumentará en función del crecimiento de la planta.

       

      3.-Evita lo riegos en las horas de calor cuando la planta esté pequeña.

       

      5.-En caso de que el cultivo en boli sea un para un cultivo casero o experimental, se recomienda, al menos una vez a la semana, realizar el riego con solamente agua. Esto servira para eliminar los exedentes de solución nutritiva que se pudieron haber acumulado durante la semana en el sustrato y que a la larga podrían deshidratar a nuestras plantas.

       

      En el caso de los cultivos comerciales sobre bolis de fibra de coco, con la intensión de ahorrar agua, solución y disminuir el riezgo de perder la cosecha por una deshidratación de las plantas, es necesario monitorear estos niveles de sal acumulada (electro conductividad) en el sustrato.

      Esto lo podemos realizar con ayuda de un medidor de Electro conductividad; con el cual vamos a medir, en el agua que escurra del boli después del riego, el nivel de conductividad Electrica para verificar que se encuentre en los niveles adecuados.

      Recuerda que si en tu boli ya tienes un nivel de sal elevado, se puede eliminar facilmente haciendo riegos con agua hasta que este nivel baje.

      En caso de que el nivel de sal sea muy bajo, no se está preparando la dosis adecuada de solución nutritiva y hay que verter mas Solución Nutritiva Hydro Environment en el agua.

      Si quieres saber como se prepara la cantidad necesaria de solución nutritiva Hydro Enviornment, puedes hacer click aquí.

       

Para cultivos caseros podemos utilizar adquirir cualquiera de los Equipos Automatizados de Riego por goteo e instalarlo sobre nuestos bolis; tomando en cuenta que si en cada boli vamos a tener capacidad para 3 plantas, entonces vamos a requerir un equipo de riego para el mismo número de plantas que quepan en nuestros bolis.

 

En cuanto a la instalación de los equipos automatizado de riego por goteo, hay que realizar la instalación verificando que el gotero de la cinta de riego (incluida dentro de todos los equipos automatizados de riego por goteo) quede perfectamente ubicado en el orificio donde colocamos nuestra planta.

Para esto te recomendamos sujetar la cintilla de riego con ayuda de cinta de aislar sobre el mismo boli.

 


Próximamente publicaremos una guía para cultivos comerciales, donde ya es más factible, utilizar riego por goteo localizado.

 

 

 

 

 

 

6.-Fin del Cultivo: Una semana antes de arrancar nuestras plantas, aplicaremos agua limpia, esto con el objetivo de lavar nuestras bolis de coco. Posteriormente conservaremos 5 días nuestro cultivo sin riego, de manera que las plantas consuman toda el agua que quede en la fibra.

 

 

 

 

 

7.-Durabilidad: El Boli puede usarse hasta 4 ciclos productivos, esto si no han tenido problemas de sanidad; es importante mencionar que la fibra va perdiendo sus propiedades físicas después de 2 ciclos, reteniendo más el agua, por lo que la cantidad de riego debe irse disminuyendo al paso de los ciclos. Al igual, el plástico comienza a perder sus propiedades, por lo que no se recomienda usar el boli por mas de 2 años (4 ciclos productivos de 6 meses cada uno).

 

 

 

 

 

8.- Reciclaje: Al finalizar su función dentro de los invernaderos, se puede separar el plástico y compactarse para su debido reciclaje. En cuanto a la fibra de coco, se pueden realizar incorporaciones al suelo para enriquecimiento y mejoramiento de sus propiedades o, en su debido caso, se puede compostear y hacer abonos orgánicos para jardines o plantas de ornato, sin alterar el medio ambiente.