TagLine Aquí

Guia definitiva para el Cultivo Hidropónico: Los 7 puntos clave


Cultivo de Hortalizas
Guía definitiva para el cultivo hidropónico: Los 7 puntos clave para emprender tu proyecto
Ultima Actualización 26/dic/2023
Escrito por: Lic. Mauricio Valencia

Tiempo de lectura de 20 minutos

Compartir en
Redes Sociales:
     
                       




Hoy les mostraré cómo realizar un cultivo en hidroponía, ya sea para consumo personal (hidroponía casera) o con fines comerciales, incluyendo la instalación de un invernadero. Esta guía proporcionará los aspectos clave para llevar a cabo con éxito cualquier tipo de cultivo mediante la técnica de la hidroponía.

Antes de comenzar es importante saber: ¿La hidroponía es solo para ingenieros y biólogos capacitados?



En palabras de un hidrocultor (como me gusta llamarme), que no estudió una carrera relacionada con la agronomía o la biología, pero que ha estado dedicado a la producción y comercialización de productos hidropónicos durante más de 15 años, puedo afirmar que hoy en día, definitivamente no. La hidroponía es más sencilla que nunca.

Hace unos 15 años, cuando establecí mi primer cultivo en hidroponía, era muy complicado conseguir información, materiales y uno mismo tenía que preparar los fertilizantes (soluciones nutritivas).

Los tiempos han cambiado y, gracias a los medios digitales, toda la información está al alcance de un click. Solo necesitas un poco de tiempo, dedicación a tus plantas, ganas de experimentar y poner a prueba para encontrar el método que mejor se adapte a tu tiempo y, sobre todo, a tu presupuesto.

Comencemos con los 8 puntos clave para emprender tu proyecto:

Punto 1. De que nos referimos cuando hablamos de la Hidroponía.



“Es un método de cultivo que se distingue por prescindir del uso de tierra, permitiendo que las plantas se desarrollen directamente sobre el agua o en sustratos específicos. Estos sustratos pueden ser de origen orgánico, como el peat moss y la fibra de coco, o de naturaleza inorgánica, como la perlita o la vermiculita. En este sistema, todos los nutrientes son suministrados por medio de una solución nutritiva que permite a las plantas crecer y desarrollarse adecuadamente.”

En la hidroponía, las raíces de las plantas se sumergen o se exponen a una solución nutritiva, que es una mezcla equilibrada de minerales esenciales para el crecimiento de las plantas. Este método de cultivo proporciona un control preciso sobre los nutrientes, lo que puede resultar en un crecimiento más rápido y optimizar la producción.

Si quieres abundar un poco mas y resolver tus dudas sobre la hidroponía, te recomiendo mucho nuestra guía sobre “Hidroponía ¿Qué es? Y sus 8 puntos clave” donde hablamos de estos temas en general.



Por ahora, es importante entender que a través de la hidroponía vamos a lograr una producción de plantas "industrializada":

A.- Necesitando mucho menos recursos en comparación con los cultivos tradicionales en suelo.

B.- Además, se logra un mayor número de plantas por unidad de espacio, lo que resulta en una mayor producción.

C.- Dependiendo del cultivo, se pueden tener más ciclos de siembra por año, lo que da como resultado una cosecha mayor.

Punto 2. Términos base a dominar:



Antes de continuar, es importante familiarizarnos con los términos que todos los hidrocultores (porque si ya llegaste hasta aquí ya te podemos llamar así), vamos a estar continuamente mencionando:

A) SEMILLAS PARA SIEMBRA

- Estas semillas están destinadas específicamente para el propósito de la siembra y la producción de nuevas plantas.

- Suelen ser seleccionadas por su calidad genética, tamaño, pureza y capacidad de germinación.

- Se guardan y manejan de manera específica para mantener su viabilidad y calidad para la siembra en la temporada adecuada.

- Pueden ser adquiridas con proveedores especializados o seleccionadas de plantas maduras para su posterior siembra.

Si gustas conocer nuestro listado de semillas para siembra, puedes hacer click aquí.



B) PH Y ELECTROCONDUCTIVIDAD

Tal vez la parte más complicada de comprender es el manejo y el control del pH y la conductividad eléctrica de la solución nutritiva. El pH y la conductividad eléctrica (EC) son parámetros fundamentales en la hidroponía, ya que afectan directamente la absorción de nutrientes por parte de las plantas y, en última instancia, su crecimiento y desarrollo. A continuación, te explico la importancia de cada uno:

pH:

- El pH es una medida que indica la acidez o alcalinidad de una solución. En hidroponía, mantener un pH adecuado en la solución nutritiva es esencial, ya que influye en la disponibilidad de los nutrientes para las plantas.

- Diferentes nutrientes tienen diferentes niveles de disponibilidad a distintos rangos de pH. Por ejemplo, algunos nutrientes como el hierro pueden volverse inaccesibles para las plantas si el pH no está en el rango óptimo.

- El rango de pH en la hidroponía puede variar dependiendo del cultivo que se esté trabajando. Por lo general, un rango de pH entre 5.5 y 6.5 se considera adecuado para la mayoría de las plantas. Si quieres saber mas sobre el pH y las plantas, puedes consultar la Guía: La importancia de monitorear y regular el pH.



Conductividad eléctrica (EC):

- La conductividad eléctrica es una medida de la capacidad de una solución para conducir la electricidad, relacionada con la cantidad de sales (nutrientes) disueltas en el agua.

- En la hidroponía, la EC se utiliza para medir la concentración de nutrientes en la solución nutritiva. Un valor de EC más alto indica una mayor concentración de sales (nutrientes) disueltas en el agua. Controlar la EC es crucial para asegurar a las plantas la cantidad adecuada de nutrientes. Un nivel muy alto puede resultar en una sobredosis de nutrientes, mientras que un nivel bajo puede causar deficiencias, perjudicando en ambos casos el desarrollo del cultivo.

- La EC óptima varía según las etapas de crecimiento de las plantas y las especies cultivadas, generalmente, se maneja entre 1.2 y 2.0 para plantas en etapa de crecimiento vegetativo, y entre 2.0 y 3.0 para plantas en etapa de floración o fructificación. En resumen, mantener un pH adecuado permite que los nutrientes estén disponibles para las plantas, mientras que controlar la EC asegura que reciban la concentración óptima de nutrientes. Ambos parámetros están interrelacionados y su monitoreo constante es clave para una hidroponía exitosa.

Si quieres saber más sobre la Conductividad Eléctrica consulta nuestra Guía: ¿Qué es la electroconductividad?




C) LA SOLUCIÓN HIDROPÓNICA

La solución hidropónica y los fertilizantes en general, son dos conceptos relacionados pero diferentes en el contexto de la agricultura y el cultivo de plantas.

Solución hidropónica:

- Se trata de una mezcla específica de nutrientes disueltos en agua, diseñada para alimentar a las plantas en sistemas hidropónicos.

- Esta solución proporciona todos los elementos esenciales necesarios para el crecimiento de las plantas, incluyendo nitrógeno, fósforo, potasio, otros macronutrientes y todos los micronutrientes esenciales.





- En los sistemas hidropónicos, las raíces de las plantas están directamente expuestas a esta solución nutritiva en lugar de estar en el suelo. Esto brinda un control preciso sobre la cantidad y el tipo de nutrientes que reciben las plantas.

Consulta nuestra Guía: ¿Qué es la solución nutritiva? para saber más al respecto.

Fertilizante:

Es una sustancia o mezcla de sustancias que se agrega al suelo o a las plantas con el propósito de mejorar el suministro de nutrientes y promover un crecimiento saludable. Para su correcta aplicación, se debe calcular según las necesidades específicas de cada tipo de suelo y planta. Si quieres saber más sobre que son los fertilizantes, puedes consultar la Guía:Tipos de fertilizante y su aplicación para más información.



En conclusión, la solución hidropónica está formulada para disolverse en agua sin precipitarse, manteniendo niveles estables de pH y electroconductividad. Además, posee una mayor concentración de nutrientes en comparación con un fertilizante común, o en la práctica: “Si utilizas un fertilizante común para sembrar por hidroponía tus plantas van a estar faltos de nutrientes y si utilizas un fertilizante hidropónico para sembrar en tierra… vas a requerir consultar las dosis o podrías quemar tus plantas”.

D) SUSTRATO HIDROPÓNICO

Es el medio de cultivo utilizado en algunos sistemas hidropónicos, con el cual proporcionamos soporte y protección a las raíces. A diferencia de la agricultura convencional en suelo, en la hidroponía, donde no se utiliza tierra, el sustrato sirve como soporte para las plantas, además de ayudar a retener el agua y los nutrientes. El sustrato no contiene nutrientes, su función principal es sostener las raíces y proporcionar un ambiente adecuado para su desarrollo.

Puedes consultar la Guía "Sustrato Hidropónico: 10 claves para seleccionar el mejor" para saber más sobre el tema y si deseas conocer algunos de los sustratos más utilizados en hidroponía en México, te recomiendo nuestra guía: “Guía: Tipos de sustratos para Hidroponía”.



E) TIPOS DE HIDROPÓNIA O TÉCNICAS HIDROPÓNICAS

Ahora, hablemos un poco sobre el método para llevar a cabo nuestro cultivo: las técnicas hidropónicas, que basicamente son los tipos de hidroponía en los que podemos llevar a cabo nuestro cultivo, dependiendo del espacio, cultivo y disponibildiad de agua.

Si quieres saber mas a detalle sobre cada uno te recomiendo nuestra Guía: Cultivo sin Suelo, Tipos de Hidroponia para Cada Necesidad.

Si no, con gusto te explico un poco mas sobre cuales te recomendaría llevar a cabo tu producción:

Cultivo en sustrato:

Es un método de cultivo en el que las plantas crecen en un medio inerte, como perlita, vermiculita, peat moss o fibra de coco, ya sea solo o en mezcla. La solución nutritiva equilibrada se suministra directamente al sustrato para alimentar a la planta, y se monitorea y ajusta regularmente el pH y la concentración de nutrientes.

El riego se controla para evitar el exceso de agua, y se realiza un seguimiento constante de las condiciones ambientales y la salud de las plantas. Este método permite un crecimiento eficiente y controlado, siendo ideal para espacios reducidos.

Para más información sobre como llevar a cabo un cultivo hidropónico en sustrato, te tenemos una guía preparada, la Guía: Cultivo Hidropónico en sustrato: Guía en 7 pasos.



Cultivo en Raíz Flotante.

Es una técnica donde las plantas se cultivan con las raíces suspendidas en una solución nutritiva y la cual debe ser oxigenada regularmente. Las plantas son colocadas sobre una plataforma que flota sobre la solución nutritiva. Las raíces está en contacto directo con la solución, absorbiendo los nutrientes necesarios para su crecimiento. Si quieres conocer más del tema, te invitamos a darle click a la siguiente Guía: ¿Qué es el Sistema de Raíz Flotante?





Cultivo en NFT.

La técnica de cultivo NFT (Nutrient Film Technique) se caracteriza por el flujo constante y delgado de una película de solución nutritiva a lo largo de las raíces de las plantas, que se sitúan en canaletas inclinadas. En este sistema, las raíces están expuestas al aire y reciben nutrientes y agua de manera continua a través de la película de nutrientes que fluye. El exceso de solución nutritiva se recoge y retorna al depósito para ser reutilizado. Para más información sobre del sistema NFT, entra a la siguiente Guía: ¿Qué es el sistema NFT?






Técnicas alternativas: Acuaponia, Aeroponia, NGS y Forraje Verde Hidropónico

El Forraje Verde Hidropónico o FVH, Al ser considerada una técnica hidropónica para la crianza de animales, no me voy a referir a ella en la presente guía, en cambio si gustas conocer más del tema , entra al siguiente enlace: “Guía: Producción Intensiva de Forraje Verde”

Además, hay otras técnicas hidropónicas como la acuaponía, aeroponía, NGS, etc. Sin embargo, debido a su complejidad o la dificultad para obtener suministros, personalmente no las recomiendo a menos que ya se tenga un grado avanzado de conocimiento en hidroponía.

Si son de tu interés, con mucho gusto te recomiendo consultar nuestra “Guía Cultivos sin Suelo, Tipos de hidroponía para cada Necesidad" donde las explicamos mas a detalle.






F) SISTEMAS DE RIEGO.

El riego hidroponía se refiere a la práctica de suministrar agua y nutrientes directamente a la zona de las raíces de las plantas, de manera controlada y focalizada.

En lugar de regar o proporcionar la solución nutritiva de manera generalizada, como se haría en un suelo tradicional, el riego localizado se concentra en administrar la cantidad precisa de agua y nutrientes necesarios para el desarrollo óptimo de cada planta individual.

Para adentrarte más a este tema visita la Guía: ¿Qué es el riego?.



G) CULTIVOS PROTEGIDOS Y MEDIO AMBIENTE

La agricultura protegida se refiere a prácticas agrícolas que buscan resguardar los cultivos de las condiciones ambientales adversas, proporcionando un entorno controlado y protegido.

Estos sistemas suelen utilizarse para optimizar el crecimiento de las plantas, protegerlas de condiciones climáticas extremas, controlar plagas y enfermedades, y permitir la producción durante todo el año. Los métodos de agricultura protegida incluyen a los invernaderos, túneles, mallas sombra y otras estructuras que crean un ambiente más controlado para el cultivo.

Quieres saber mas, consulta la Guía: ¿Qué es un invernadero?


H) CONTENEDORES PARA HIDROPONÍA.

Un contenedor para hidropónia puede ser desde una bolsa de cultivo , una maceta, una cama de cultivo o cualquier otro recipiente; siempre y cuando lo utilicemos como el lugar donde colocaremos el sustrato o medio de cultivo y trasplantaremos nuestra para planta para que cumpla todo su ciclo de desarrollo.

Para conocer más del tema te recomiendo la Guía: ¿Qué es un contenedor Hidropónico?.



 

I) CONTROL DE PLAGAS Y ENFERMEDADES

Para asegurar un desarrollo óptimo de nuestro cultivo y la calidad de la cosecha, resulta crucial llevar a cabo un monitoreo constante. Este monitoreo nos permite identificar cualquier indicio de plagas o enfermedades, lo que a su vez nos permitira implementar medidas de control de manera oportuna.



Entra al siguiente enlace y descubre una serie de guía que te ayudaran a mantener a tu cultivo libre de problemas fitosanitarios. Prevención, control y eliminación de plagas y enfermedades: Guía: Prevención, control y eliminación de plagas y enfermedades.

Punto 3. Elige tu cultivo hidropónico.



Ahora sí, comencemos a tomar decisiones sobre nuestro proyecto. Primero, seleccionemos nuestro cultivo o cultivos. En el caso de un cultivo casero o para mantener la producción en nuestro restaurante u hogar, la opción es simple: elijamos nuestros alimentos favoritos o aquellos que nos resulten difíciles de conseguir con la calidad e higiene que deseamos.



Cuando inicié mi primer cultivo casero, opté por sembrar lechugas como Vulcan, Italiana y Simpson, ya que eran fáciles de cultivar y ofrecían ingredientes frescos para mis ensaladas. También incluí acelgas, una de las hortalizas más sencillas de cultivar en hidroponía, así como chiles habaneros, serranos y jalapeños, para tener en casa uno de los ingredientes esenciales para hacer salsas.

En el caso de un proyecto comercial, la elección del cultivo se vuelve más complicada. Para tomar esta decisión, es necesario responder varias preguntas:





¿Cuál es el cultivo que puedo comercializar con mayor facilidad?

¿Cuánto tiempo puedo dedicarle?

¿Hasta qué punto puedo automatizar el proceso para aligerar la carga de trabajo?

¿Cuánta superficie tengo disponible para establecer mi proyecto?

¿Cuál es mi presupuesto?

¿Cuál es la rentabilidad del cultivo?

Cuando inicié mi primer proyecto para un invernadero hidropónico, la moda en ese momento era el cultivo de jitomate, por lo que fue mi primera opción como negocio. Sin embargo, al investigar datos de la industria y obtener información basada en prácticas comunes en la agricultura, descubrí que:

"Se considera que un invernadero de jitomate puede ser rentable a partir de cierto tamaño crítico, generalmente alrededor de 1 hectárea, destinado principalmente para la comercialización a nivel nacional". Dado que mi proyecto era solo de 1000 m2, no iba a ser rentable. Si deseas obtener más información sobre la "rentabilidad de invernaderos de jitomate en México", te recomiendo hacer una búsqueda en “Google Académico”, donde podrás encontrar estudios publicados sobre este y otros cultivos llevados a cabo en México.



Cuando realicé pruebas con la siembra de jitomate, noté que:

- Es un cultivo muy propenso a las plagas.

- Las manos se impregnaban y pintaban de verde debido a la tomatina que libera la planta (lo cual mi novia detestaba).



- Para mi gusto, resultó ser un cultivo muy tardado, con un periodo de hasta 5 meses para obtener una cosecha significativa.

- Era extremadamente delicado ante las variaciones climáticas del lugar donde sembraba, lo que afectaba la calidad del fruto.

Por otro lado, con cultivos como la lechuga Simpson, obtuve lechugas de hasta 35 cm de diámetro en tan solo dos meses desde su germinación. Su sabor era excelente, no enfrenté problemas de plagas y al regalar muestras de mi producto, rápidamente atraje compradores debido a la calidad y frescura del producto.



No obstante, al cultivar lechuga Simpson, logré obtener hojas de hasta 35 cm de diámetro en apenas dos meses desde su germinación. Su sabor era excepcional, no experimenté problemas de plagas, y al regalar muestras de mi producto, rápidamente gané compradores gracias a la calidad y frescura que ofrecía.

Por eso, te recomiendo realizar pruebas con diferentes cultivos en el lugar donde llevarás a cabo tu proyecto. Además, es fundamental consultar estudios de rentabilidad. Por último, pero no menos importante, conversa con personas que ya estén comercializando esos productos para obtener su opinión y experiencia.

Para comenzar las pruebas, te recomiendo adquirir sobres de semillas de no más de un gramo. De esta manera, podrás probar diferentes variedades de plantas en tu lugar de cultivo sin incurrir en un gasto elevado y minimizando el desperdicio.

Tip: Un gramo de semillas de lechuga puede contener hasta 700 semillas (¡700 posibles lechugas!). Y un gramo de semillas de una variedad más grande como la sandía, incluye alrededor de unas 30 semillas. Por lo tanto, un gramo es suficiente para realizar pruebas efectivas.

Te recomiendo consultar nuestra guía: “Semillas: Tipos, clases y variedades” con ella conocerás un poco más de ellas. Si tu cultivo va a ser en campo abierto, te recomiendo consultar nuestra guía de “Calendario de Siembra en México: ¿Cuándo se debe sembrar?” para que puedas conocer la mejor época de siembra de cada tipo de hortaliza.





Si ya dispones de un invernadero de cualquier tamaño, te recomiendo consultar nuestra guía "¿Qué es un invernadero?" para aprender a mantener un control adecuado de la temperatura y lograr producción fuera de temporada.

Punto 4. Selección de la técnica hidropónica para tu proyecto.



Si es la primera vez que vas a realizar pruebas con la hidroponía, te recomiendo empezar con la técnica de cultivo en sustrato, ya que es la más fácil de llevar a cabo, requiere menos controles y es adaptable a diversos cultivos. Puedes consultar mi guía para aprender cómo implementar esta técnica de manera efectiva:

Cultivo Hidropónico en Sustrato: Guía en 7 Pasos.

Si ya tienes un poco de experiencia en Hidroponía, tal vez puedas iniciar tus pruebas con las técnicas de raíz flotante o NFT (Nutrient Film Technique). Estas técnicas tienen la ventaja de requerir menos agua, por lo que a nivel comercial mucha gente las prefiere, sin embargo, estas dos técnicas no son aptas para todos los cultivos.



Otra de las desventajas que presentan es la inversión inicial, la cual es mayor a la de el cultivo en sustrato y requieren un control constante de pH y electroconductividad, a diferencia de hacerlo en cultivo en sustrato.

Para conocer como llevar a cabo tu cultivo en raíz flotante, te recomiendo la “Guía: ¿Qué es el Sistema de Raíz Flotante?” Si quieres llevar tu cultivo por NFT, entonces consulta la “Guía: ¿Qué es el sistema NFT?”

Para realizar pruebas de cultivo en sustrato, raíz flotante y NFT, en Hydro Environment ofrecemos kits para el cultivo casero que ya incluyen todos los materiales necesarios (semillas, solución nutritiva, contenedores, etc.). Además, proporcionamos instructivos impresos que te guiarán para implementarlos a nivel doméstico. Estos kits también son útiles para comprender su funcionamiento en caso de que desees escalarlos a un nivel mayor o comercial.





A continuación te muestro una tabla de los cultivos que personalmente recomiendo para cada una de estas 3 técnicas hidropónicas:





Una sola "" indica que es posible realizar el cultivo con esa técnica, pero puede ser más complejo de manejar y la producción podría no ser la óptima. Por ejemplo, algunas hierbas pueden cultivarse en raíz flotante, pero en sustrato se aprovecha mejor el espacio y resulta más sencillo realizar el corte.

Si se marcaron con dos " " en la técnica, no significa que sea desfavorable, pero en términos de costos y eficiencia en el uso del espacio, otra opción puede ser más recomendable. Por ejemplo, en el caso del jitomate, pepinos y pimientos, es más aconsejable producir en sustrato debido a una inversión menor en comparación con el sistema NFT.



Y en el caso de arbustos como los arándanos y los higos, debido al peso total de la planta, solo los recomendaría para el cultivo en sustrato. Como mencioné anteriormente, todos los cultivos se pueden llevar a cabo mediante la técnica de sustrato; sin embargo, los cultivos de hojas como lechugas, berros, kale, arúgula, etc., mostraron un mejor desarrollo y tiempos de producción más cortos en técnicas como la de raíz flotante y NFT.

Ahora, hablemos de los tubérculos y raíces comestibles. Todos los cultivos cuya parte comestible se desarrolla bajo tierra, como la papa, camote, rábano, betabel, cacahuate y zanahoria, no se recomiendan para cultivarse en raíz flotante y NFT. Al estar en contacto directo con el agua, son propensos a sufrir de pudriciones.





Aunque lo importante es realizar pruebas para determinar qué sistema se adapta mejor a tus necesidades. Cuando realicé mis primeras pruebas, toda la información disponible indicaba que no era posible producir chiles mediante la técnica de raíz flotante. Esto se debía a un principio sencillo:

“Si la planta no se siente estable, no va a desarrollarse adecuadamente.”

Cuando tu siembras una planta que va a crecer alta sobre una lámina de unicel, esta planta no va a dar su máximo desarrollo porque… sencillamente puede hundirse.

A pesar de lo anterior, realicé pruebas con este y otros cultivos en raíz flotante y compensé sujetando las plantas con un tutoreo resistente, logrando obtener frutos de buena calidad. Sin embargo, las plantas de chile cultivadas en NFT y sustrato alcanzaron una mayor altura y hubo una menor pérdida de flores, las cuales eventualmente se convirtieron en frutos.

Por lo tanto, clasificaremos las plantas en tres tipos según su altura:

- Porte bajo: Se desarrollarán muy bien en NFT y raíz flotante.

- Porte medio: Lo mejor es NFT y cultivo en sustrato.

- Porte alto: De preferencia en sustrato.

- Tubérculos y plantas cuya raíz se consume: Solamente en sustrato.



Punto 5. Conoce e investiga más sobre tu cultivo.

Como lo puedes notar, cada cultivo es único y requiere un manejo específico, tanto para seleccionar cual va a ser su siembra adecuada, el sustrato a seleccionar, si lleva tutoreo o no, cuales son sus plagas mas comunes y como corregirlas, cuando cosechar, si requiere poda... en fin. Cuidados específicos para poder obtener lo mejor de tu cultivo.

Y para el exito en tu proyecto es importante que conozcas los cuidados básicos de cada una de tus plantas. Por esa razón, en Hydro Environment hemos creado una sección llena de guías de cultivo de frutos, hortalizas, hierbas aromáticas, tuberculos y raices, berries.. flores, etc!

Es nuestro Centro de Información Sobre Guías de Cultivo.... pero para los amigos, le decimos GUÍAS PARA CULTIVAR DE TODO!




Guias para Cultivar De Todo!









LO QUE APRENDERÁS

Desde la siembra hasta la cosecha, te llevamos de la mano para que aprendas a producir hortalizas, frutos y flores … hasta reproducción sin semillas!



GUIAS

▶ Guía para el cultivo de jitomate
▶ Guía: Cultivo de Lechugas
▶  Guía Completa de Cultivo de Papa: De la Tierra a tu Mesa
▶ Secretos de la Fresa: Guía Completa de Cultivo
▶ Guía: Cultivo de arándano. Conocimientos previos
▶ Guía para cultivar flores (ornamentales)
Aprende Mas...



Punto 6. Manejo del cultivo en tu proyecto.



Una vez que ya hayas consultado los cuidados específicos de cada uno de tus cutlivos. Debemos de proceder a los cuidados básicos de los mismos.

Como pudiste notar en las guías de cultivo, cada una de las plantas tiene cuidados especificos, pero todas concuerdan en cuidados generales que debemos dominar para el exito de nuestro proyecto: LAS LABORES CULTURALES

En la agricultura, se conocen como labores culturales a todas aquellas actividades y prácticas destinadas a favorecer el desarrollo, aumentar el rendimiento y mejorar la calidad de la cosecha. Estas tareas abarcan desde la preparación del terreno hasta la fase de cosecha e involucran diversas actividades, entre las cuales se encuentran:

- Siembra: En el contexto de la hidroponía, es común germinar y producir plántulas en un semillero. Este proceso asegura la obtención de plantas de alta calidad, uniformes en su desarrollo y resistentes al trasplante. Si ocupas mas detalles sobre la siembra, te tenemos la Guía: Tipos de siembra en la hidroponía.



- Trasplante: El Transplante consiste en trasladar las plántulas, previamente desarrolladas en el semillero, al lugar definitivo donde completarán su crecimiento y desarrollo. Este paso es crucial para el establecimiento exitoso de las plantas en el sistema hidropónico. ¿Dudas? puedes consultar la Guía: Cómo trasplantar del del germinador a la bolsa de cultivo

- Poda sanitaria: Esta práctica implica la eliminación de ramas, hojas, flores, frutos u otras partes de la planta que estén dañadas, enfermas o muertas, representando un riesgo para el resto del cultivo.

- Poda de formación: Su objetivo es estructurar y formar la planta desde las primeras etapas de su desarrollo, guiando su crecimiento para fomentar una estructura sólida y equilibrada, ahorrar espacio y tener frutos de mejor calidad. Una ojeada a nuestra Guía de Poda: Estrategias para Flores y Frutos Saludable nunca está de mas!



- Riego: De todas las labores a realizar, el riego puede considerarse una de las más importantes, especialmente en un cultivo hidropónico, ya que es a través de este proceso que la planta recibe los nutrientes y el agua. En este caso, los riegos son cortos y distribuidos a lo largo del día. Tenemos la Guía Tipos de Sistemas de Riego Agrícola obviamente!

- Tutoreo: El Tutoreo o Tutorado de plantas lleva a cabo en plantas con crecimiento rastrero, como el jitomate, pepino, berenjena, o plantas como el chile que pueden inclinarse debido al peso, pero también nos ayuda a aprovechar mejor el espacio y bien realizada, a tener frutos de buen tamaño, por lo que no está de mas un buen vistazo a nuestra Guía: ¿Qué es el tutoreo o tutorado agrícola?



El propósito es mantener una posición vertical para evitar daños en los frutos y reducir la incidencia de plagas y enfermedades.

- Control de plagas y enfermedades: Implementar un plan para proteger el cultivo es fundamental para garantizar un buen rendimiento y calidad. Este plan puede incluir métodos como el control biológico, químico, mecánico, físico, entre otros. Por eso siempre es mejor prevenir que lamentar, así que te recomendamos nuestra guía sobre los Métodos de control fitosanitario del Cultivo : Prevención.

Punto 7. Como comercializar tus productos.



Para los pequeños y medianos productores, la comercialización de su cosecha puede presentar desafíos. Sin embargo, existen diversas estrategias para iniciar y aprovechar los recursos disponibles:





A nivel local y en todo el país, varios estados cuentan con programas destinados a apoyar a los pequeños productores agrícolas, entre los cuales destacan los "Tianguis Rurales". Estas iniciativas constituyen una de las principales herramientas para fomentar el consumo de productos locales y respaldar la economía de los pequeños agricultores.

- Ferias y mercados locales: Participar en ferias y mercados locales brinda la oportunidad de conectar directamente con el consumidor final. Esto facilita que los clientes conozcan tus productos y aprecien la calidad de tu cosecha.

- Venta directa en huerto: Permitir que los consumidores visiten tu huerto crea una experiencia única. Al presenciar el cultivo, los clientes pueden desarrollar una mayor confianza en la procedencia y calidad de los productos.

- Relaciones con pequeños comercios: Establecer asociaciones con propietarios de restaurantes, tiendas locales, recauderías y vendedores de verduras en mercados proporciona una vía para suministrar productos frescos, de calidad y de manera constante.

- Venta por internet: Aunque podría no ser la primera opción, aprovechar las plataformas en línea y las redes sociales es crucial en la era digital. Ofrecer tus productos a través de internet amplía tu alcance y te conecta con consumidores que buscan conveniencia.

- Sitios o programas gubernamentales: Utilizar plataformas gubernamentales como "Agro Oferta", desarrollada por el Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP), ofrece una oportunidad para ofertar productos agrícolas, pesqueros o pecuarios. Facilita la conexión con compradores nacionales e internacionales interesados en conocer características y precios.



Ingresa al siguiente sitio y descubre esta excelente herramienta:

https://agrooferta.gob.mx/e-commerce/





A nivel local y en todo el país, varios estados cuentan con programas destinados a apoyar a los pequeños productores agrícolas, entre los cuales destacan los "Tianguis Rurales". Estas iniciativas constituyen una de las principales herramientas para fomentar el consumo de productos locales y respaldar la economía de los pequeños agricultores.





El Mercado del Trueque en la Ciudad de México surge como una iniciativa para promover el cuidado del medio ambiente, fomentando el reciclaje desde el hogar. Este programa facilita el intercambio de residuos reciclables por productos básicos, especialmente hortalizas y plantas, incentivando así la participación de los productos locales.





Puedes conocer un poco más de este programa, entrando al siguiente enlace:

mercado-de-trueque



- Venta a tiendas de autoservicio: Una opción es vender tu producción a grandes cadenas de autoservicio como Walmart. Ellos cuentan con un programa que ha estado en funcionamiento por más de 10 años, comenzaron colaborando con 18 productores y en la actualidad cuentan con la participación de más de 4 mil pequeños productores que ofrecen sus productos en sus estanterías.

El objetivo de esta cadena de autoservicio para el año 2030 es que el 20% de todos los productos ofrecidos provengan de productores locales, lo que lo convierte en una alternativa viable para comercializar tu cosecha y eliminar intermediarios.

Además de Walmart y Aurrera, otras tiendas de autoservicio como Soriana, Chedraui, H-E-B y La Comer también tienen programas de apoyo a los pequeños productores. Estos programas les permiten adquirir productos a precios justos, lo que a su vez respalda los proyectos productivos de los agricultores locales.

- Restaurantes gourmet y grandes cadenas: Existen varios restaurantes de renombre, como Pujol, Nicos, Quintonil, Biko, entre otros, que ofrecen menús frescos y de la más alta calidad a sus clientes, gracias a sus sólidas alianzas con los productores locales.

Por otro lado, grandes cadenas restauranteras como Grupo Chilis, Alsea, Toks y CMR comparten la misma visión de colaboración con los productores locales, buscando apoyarlos y al mismo tiempo, beneficiarse al ofrecer productos frescos y de calidad superior que realcen el sabor de sus platillos.

Estas estrategias permiten a los pequeños y medianos productores diversificar sus canales de venta, establecer relaciones directas con los consumidores y adaptarse a las tendencias actuales del mercado. Es crucial evaluar y ajustar estas opciones según las características específicas de cada productor y su entorno local.



Si eres un gran productor de hortalizas, tienes varias opciones para comercializar tus productos a una escala más amplia. Aquí tienes algunas estrategias que podrías considerar:



Ventas a mayoristas y distribuidores: Puedes vender tus hortalizas a mayoristas y distribuidores de alimentos que luego las venderán a minoristas como supermercados, restaurantes y tiendas de comestibles. Esta es una forma eficaz de llegar a un amplio mercado sin tener que manejar directamente la venta al consumidor final.

Exportación: Si tus volúmenes de producción son grandes, la exportación es una opción muy importante y más teniendo tan cerca a uno de los mercados más importantes a nivel mundial. Exportar hortalizas desde México a Estados Unidos implica seguir ciertos pasos y cumplir con requisitos específicos para cumplir con las regulaciones de ambos países.

Aquí hay una guía básica para el proceso:

1) Investigación y planificación: Antes de comenzar a exportar, es importante investigar el mercado de Estados Unidos para determinar la demanda de hortalizas, los precios y los requisitos de importación. Además, debes identificar los tipos de hortalizas que deseas exportar y establecer contactos con posibles compradores o distribuidores en Estados Unidos.

2) Registro y permisos: Debes registrarte como exportador ante la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER) en México. Además, es necesario obtener los permisos de exportación necesarios y cumplir con los requisitos fitosanitarios establecidos por el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA) de México y el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA).

3) Embalaje y etiquetado: Asegúrate de que tus hortalizas cumplan con los estándares de calidad y de embalaje requeridos para la exportación. Esto incluye el uso de envases adecuados, etiquetado con información del productor, fecha de cosecha y origen, y el cumplimiento de las normativas fitosanitarias.

4) Transporte y logística: Coordina el transporte de tus hortalizas desde tu ubicación en México hasta el punto de entrada en Estados Unidos. Puedes utilizar servicios de transporte terrestre, marítimo o aéreo, dependiendo de la distancia y el tipo de producto.

5) Despacho de aduanas: Asegúrate de cumplir con todos los requisitos aduaneros tanto en México como en Estados Unidos. Esto incluye la presentación de documentos de exportación, como la factura comercial, el certificado fitosanitario y la lista de empaque, y el pago de los aranceles y tarifas correspondientes.

Seguimiento y cumplimiento: Una vez que tus hortalizas lleguen a Estados Unidos, asegúrate de seguir el proceso de importación y cumplir con cualquier requisito adicional establecido por las autoridades estadounidenses.

Es importante consultar con expertos en comercio internacional y agencias gubernamentales relevantes en México y Estados Unidos para obtener orientación específica sobre los requisitos y procedimientos para exportar hortalizas de manera exitosa.




Compartir en
Redes Sociales:
     
                       


Encuentra tu guía de cultivo: