TagLine Aquí






Busca tu Guía aquí

Redes Sociales







Guía para el cultivo de jitomate

Objetivo: Dar a conocer los procedimientos y cuidados que debe tener la producción intensiva de jitomate a través del cultivo hidropónico.

El cultivo del jitomate es de origen sudamericano localizado en la región andina El tomate es la hortaliza más difundida en todo el mundo y la de mayor valor económico. Fue uno de los primeros cultivos producidos por el método hidropónico.

El primer paso es la siembra de tu semilla, de la variedad que hayas elegido. En el caso del jitomate, te recomendamos realizar la siembra indirecta por medio de un semillero o germinador.

 

En el jitomate, se puede verificar la germinación entre 12 y 15 días después de la siembra, siendo esto una constante en la mayoría de las variedades de ésta semilla.

Esto nos da un total de hasta 15 días para observar tus primeras plantulitas.

El siguiente punto es trasplantar tus plántulas de jitomate para cultivarlas según la técnica hidropónica que hayas elegido.

El trasplante del Jitomate se llevará a cabo de 30 a 40 días después de la siembra, dejando una distancia entre plantas de 30cm (en general para cualquier tecnica) y entre hileras de plantas de 33cm; para así lograr tener 9 plantas de jitomate por metro cuadrado.

 

 

La técnica hidropónica más recomendada para el jitomate es el cultivo en sustrato, ya que es la que mejores resultados a dado, con producciones entre 15 y 20 kilogramos por metro cuadrado.

Cultivo de Jitomate en sustrato. Cultivo de Jitomate en cubos de Lana de Roca.

 

Uno de los sustratos que actualmente se está utilizando dando resultados muy satisfactorios gracias a sus propiedades, es el slab de fibra de coco. En el caso del cultivo de jitomate a nivel comercial, se realizan densidades de siembra de 30 cm entre plantas, pudiendo sembrar de 3 a 6 plantas de jitomate por placa de slab.

Si eres nuevo en la hidropónia te recomendamos que no coloques más de 3 plantas por boli. Si ya manejas bien la técnica hidropónica, entonces puedes sembrar 6 plantas por slab, colocando dos plantas en cada orificio realizado.

A los 15 días después de haber realizado el trasplante, debes colocar, lo que se conoce como "tutor" para ayudar a tu planta a su crecimiento y al aprovechamiento de luz, el cual se puede realizar con rafia agrícola, la cual está elaborada con protección UV para resistir la intensidad solar.

Los chupones o axilas son ramificaciones de la planta, que compiten por nutrientes y luz; y si dejamos que estos crezcan se demerita el crecimiento de toda tus planta y por lo tanto de sus frutos.

Aproximadamente a los cinco días después de que hayas colocado tus tutores deberás podar los chupones para controlar el crecimiento de tu planta y aumentar su producción. Debes eliminarlos cuando están pequeños, con el fin de no lastimar la planta.

Esta se realiza a los 35 días de que hayas realizado el trasplante, deberás comenzar con tu poda de hojas, eliminando solamente las hojas enfermas y en senescencia (hojas viejas).

Se deben de eliminar hojas cloróticas o amarillentas, que presentes daños en tonalidades pardas, necrosis o coloración negra provocada por muerte celular o algún hongo. Al eliminar este tipo de hojas, estimulamos a tus plantas para un mayor desarrollo vegetativo, una buena ventilación y desechamos cualquier posible infección por esporas, bacterias y virus que pudieran contaminarlas.

Aproximadamente entre los dos meses y medio y los tres meses, estarás viendo las primeras flores. Dependiendo el mercado a donde vayas a vender tu producto, te recomendamos hacer una poda de flor.

Se debe cortar entre una y dos flores por racimo, para ayudar a que las flores restantes desarrollen frutos de mayor tamaño y firmeza.

Estarás cosechando alrededor de los cuatro meses que comenzaste a trabajar. La cosecha dura aproximadamente 30 días, en los cuales debes de cortar los frutos que se encuentran de mejor tamaño, coloración y firmeza; logrando obtener hasta 10 kilos por metro cuadrado (9 plantas de jitomate criollo hidropónico); y con un buen cuidado de tus plantas puedes llegar a obtener hasta 3 cosechas por año; es decir cada cuatro meses estarás cosechando los frutos de tu esfuerzo.

 

Si tu interés es obtener cosechas más voluminosas, entonces puedes usar "Semillas Hibridas" que es una variedad de jitomate mejorado para producir una mayor cantidad de kilogramos por metro cuadrado.

 

También te recordamos que podrás encontrar el equipo necesario para sembrar el jitomate y otras hortalizas a través de la hidroponía dentro de nuestros paquetes de introducción a la hidroponía

Consulta también...
Lechuga Hidropónico: Guía para Cultivo