TagLine Aquí






Busca tu Guía aquí

Redes Sociales







Guía Rápida: Limpieza y desinfección del sistema NFT.

Documento sin título

Sistema NFT.

La producción hidropónica de hortalizas a través de tuberías, mejor conocida como flujo laminar de nutrientes o simplemente por sus siglas en inglés NFT, tiene su origen en Inglaterra en los años 60. Con este tipo de sistema se buscó revolucionar la hidroponía, elevar los rendimientos al utilizar de forma más eficiente el espacio de cultivo, ahorrar fertilizantes y agua, ya que se trata de un sistema cerrado y recirculante.

El principio del NFT es hacer pasar una película de solución nutritiva dentro de un tubo de PVC, el cual cuenta con unos orificios donde se colocan las plantas, al igual que en otros sistemas hidropónicos, la solución es inyectada con ayuda de una bomba de agua, ingresando por un lado de los ductos y saliendo por el lado opuesto, debido a que existe una ligera pendiente, de esta manera las plantas toman los nutrientes necesarios para su desarrollo.

-La botella del producto debe ser agitada antes de cada aplicación.

-Para mejorar sus efectos, el pH del agua debe regularse y alcanzar un rango de entre 5.5 a 6.5.

-El tanque de fumigación tiene que ser llenado al 50% de su capacidad.

El NFT es un sistema principalmente pensado para la producción de hortalizas de porte bajo como lechuga, acelga, espinacas, algunas aromáticas, hasta fresa, entre muchas otras del mismo tipo, teniendo excelentes resultados su implementación en sistemas de baja, mediana y alta tecnología.

Como en cualquier clase de sistema hidropónico la limpieza es muy importante para reducir al mínimo la posibilidad de contaminación por algas y bacterias que puedan alimentarse de la solución nutritiva o bien enfermedades capaces de afectar al cultivo y reducir el rendimiento. Es decir, en sistemas como este, la diseminación de patógenos es muy rápida, cabe destacar la importancia de programar esta actividad al final o inicio de cada ciclo.

Limpieza del sistema.

Para proteger al cultivo y garantizar su éxito se sugiere poner especial atención al lavado y desinfección de los ductos, así como a los depósitos de solución nutritiva, para asegurar la eliminación de todo aquel elemento contaminante que pueda comprometer la producción.

1.- La limpieza del sistema inicia lavando el exterior de los tubos con ayuda de agua, jabón y poco de cloro, lo puedes realizar con ayuda de un zacate o cepillo, tallando bien los ductos para desprender partes las plantas y todo el polvo adherido. Para tener mejores resultados se recomienda repetir varias veces esta actividad para garantizar la eliminación de cualquier agente contaminante.

2.- Enseguida va a ser necesario lavar con abundante agua para eliminar todos los residuos de jabón y el desinfectante. Este proceso también debe repetirse para cada uno de los depósitos de solución nutritiva y con ello eliminar agentes contaminantes que puedan ingresar a los ductos.

3.- Con el propósito de sacar los residuos de las raíces, partes de plantas y polvo, ya con los contenedores de la solución nutritiva lavados y limpios, inyectamos agua con una presión mayor para arrastrar todas esas partículas.

Toda esta agua no debe regresar a los depósitos y puede ser utilizada para regar otras plantas.

4.- Ahora con el tanque de solución nutritiva limpio, lo llenamos al 50% de su capacidad y agregamos el 3% del volumen de agua oxigenada.

Por ejemplo, si el depósito tiene 100 litros de agua, agregaremos 3 litros de agua oxigenada.

 

El peróxido de hidrógeno utilizado, es el de venta común en las farmacias, el cual por lo normal tiene una concentración del 2.5 a 3.5%

5.- Continuamos con la limpieza, la circulación de la solución desinfectante debe ser de manera constante, por lo tanto, necesitas dejar regando el sistema por 15 minutos seguido de 10 minutos de descanso, esto se debe repetir por al menos 10 horas.

La acción oxidante del agua oxigenada ayuda a eliminar todos los patógenos, presentes en el interior del sistema como hongos, virus y bacterias, reduciendo la posibilidad de que las plantas se enfermen.

No lo olvides, después de cada cosecha es importante realizar esta actividad aún si no se presentó ningún problema durante todo el ciclo, lo mejor es prevenir y más en este tipo de sistemas hidropónicos donde la diseminación de enfermedades es muy dinámica y fácil, al estar todas las plantas en contacto con la misma solución nutritiva.

Todo lo mencionado anteriormente no significa que durante todo el ciclo de producción no exista la posibilidad de que alguna enfermedad o plaga ataque al cultivo, en consecuencia, se debe planear la aplicación periódica de plaguicidas para mantener al cultivo sano.

 
¡Esperamos que esta guía te sea de gran ayuda!