TagLine Aquí




Busca tu Guía aqui

Redes Sociales







Producción Intensiva para Forraje Verde Hidropónico (2da. Parte)

Producción Intensiva para Forraje Verde a través de la Hidroponía

 

(Segunda parte)

Luminosidad

En cuanto a la iluminación que debe recibir el forraje será suministrada una vez que se pongan verdes los primeros pastos, esto sucederá aproximadamente a los 2 o 5 días de la germinación, las charolas se pueden colocar en niveles donde la luz solar pueda darles de manera directa durante la mañana y al atardecer, procurando que en las horas más intensas de luz solar, tengan una sombra de 30 a 35 por ciento, buscando que reciban al menos 9 horas luz por charola, entre cada nivel pueden estar separadas por aproximadamente 30 o 50 centímetros para que no se den sombra entre ellos.

 

Administrar el Riego

Una vez realizada la siembra en las charolas de FVH se colocarán en el anaquel o sitio destinado para concluir su ciclo vital. Es a partir de este momento que se deben de iniciar los riegos permanentes.

Se pueden hacer aplicaciones de 4 a 8 riegos diarios; repartidos a lo largo del día, que pueden durar de un minuto a cuatro minutos. Este factor dependerá del sitio en donde estés cultivando tu FVH; si son lugares calurosos o secos los riegos serán mas frecuentes que en climas fríos o húmedos.

 
 

Los primeros 5 días los riegos son sólo con agua, es a partir del sexto día que se aplicará la solución nutritiva para FVH en lugar del riego con agua y agua con cal; ya que comenzar a suministrar nutrientes al pasto es fundamental para la calidad y desarrollo proteínico del Forraje Verde Hidropónico.

El riego se aplicará bajo el concepto de que el grano debe permanecer húmedo, evitando siempre encharcamiento en las bandejas.

Ya por último, 2 días antes de la cosecha del forraje, se suspenderá el riego con solución nutritiva y se regará sólo con agua, para eliminar el exceso de sales que pudieran afectar al ganado.

Ciclo de riego y cultivo de Forraje Verde Hidropónico de semilla de maíz.

 

Sin embargo el riego dependerá del tiempo de cosecha del forraje ya que varía entre los 9 y los 15 días, dependiendo del tipo de planta, variedad, condiciones ambientales, entre otros factores.

 
 
 
 

Control fitosanitario

Existen diversas plagas y enfermedades que se pueden presentar en un cultivo de Forraje Verde Hidropónico, para evitarlo lo principal es la prevención y cuando los organismos infecciosos ya están presentes debemos controlarlos o eliminarlos.

 
 

Técnicas y métodos preventivos

Lo principal es la higiene, dentro y fuera de tu cultivo. Procura mantener todos los materiales que ocupes previamente limpios y esterilizados con cloro o agua muy caliente, se pueden sumergir por lo menos durante 15 minutos, el cloro se aplica 5 mililitros por cada litro de agua.

Usa ropa cómoda y exclusiva para trabajar dentro de tu cultivo, como bata u overol, pantalones de mezclilla, camisa de manga larga, botas, mascarilla, y guantes de látex. Recuerda que también somos un vector que puede transmitir plagas y enfermedades.

No olvides tener tu ropa de trabajo bien limpia y por lo menos sacudirla antes y después de utilizarla. Si no cuentas con guantes procura lavarte muy bien las manos antes y después de manipular el cultivo.

El contenedor de agua o solución debe de estar limpio y desinfectado además debe de contar con una tapa o cubierta para mantenerlo libre de contaminación externa.

Si sospechas que el agua no es de buena calidad puedes colocar filtros para limpiarla lo más que puedas, incluso puedes colocar lamparas de UV para librarla de microorganismos dañinos. Procura limpiar las líneas de riego de sales u otros sedimentos para que no se tapen los emisores, realiza esta actividad por lo menos cada 6 meses.

También es importante cuidar los riegos porque si hay un exceso de humedad podrías propiciar la aparición de hongos, pero si faltan riegos tus plantas podrían estresarse y también podrían ser susceptibles a hongos o bacterias.

A mayor temperatura lo que por lo general ataca tu cultivo son las plagas de insectos como las moscas, escarabajos o palomillas.

Semillas de mala calidad no se recomiendan ya que pueden venir infestadas de plagas o al estar quebradas son un lugar idóneo para generar enfermedades por hongos o bacterias. Por ello es recomendable aplicar un tratamiento orgánico preventivo:

Puedes sumergir tus semillas en soluciones microbiológicas o de origen natural para protegerla de posibles patógenos o plagas.

Otra forma es que durante los primeros 5 días, los riegos deberán aplicarse por las mañanas sólo con agua y por las tardes con una solución de 50 gramos de cal por cada litro de agua; esto con el objetivo de prevenir la infección por hongo durante los primeros 5 días.

Monitorea tu solución para que esté en los rangos óptimos de pH y conductividad eléctrica para evitar deficiencia de nutrientes que pueda hacer susceptible tu forraje a plagas o enfermedades.

Evita las corrientes de viento fuerte y la lluvia recuerda siempre realizar las labores culturales adecuadas para prevenir cualquier enfermedad o plaga.

Además puedes cultivar plantas repelentes como la ruda o el ajenjo, plantas trampa como frijol o mastuerzo, entre muchas otras.

 
 
 
 
 
 
 
  Quizás también te interese...  
  ¿Qué es el forraje verde hidropónico?  
  Guía para armar un anaquel de FVH  
  Sistema de Riego para FVH