TagLine Aquí




Busca tu Guía aqui

Redes Sociales







Producción Intensiva para Forraje Verde Hidropónico (1ra. Parte)

Producción Intensiva para Forraje Verde a través de la Hidroponía

 

(Primera parte)

El Forraje Verde Hidropónico (FVH) es una técnica de producción de alimento para ganado que resulta propicia para aminorar las principales dificultades encontradas en su producción convencional, como: terrenos marginales, escasez permanente de lluvia, la alta evaporación, suelos y aguas de riego de baja calidad.

Se puede decir que el FVH puede constituirse como una alternativa a los métodos habituales de producción, la cual contribuye a una actividad agropecuaria sostenible en las zonas áridas y semi-áridas. La producción de FVH es una tecnología de desarrollo de biomasa vegetal obtenida a partir del crecimiento inicial de plántulas en los estados de germinación y crecimiento temprano, a partir de semillas con una alta tasa de germinación para producir un forraje vivo de alta digestibilidad, calidad nutricional y apto para la alimentación de animales.

Para comenzar tu producción primero debes seleccionar las semillas a utilizar, pueden ser semillas autóctonas (de la región) las cuales tienen como ventaja que ya están adaptadas a los factores climáticos presentes o comerciales que pueden ser de polinización libre, híbridas o mejoradas, éstas últimas pueden ser resistentes a ciertos factores ambientales o a plagas y enfermedades.

Es muy importante que tus semillas sean de buena calidad, que no contengan químicos, que no estén rotas o quebradas, que no presenten ninguna plaga o enfermedad o que no sean muy viejas, ya que de esto dependerá el éxito de tú cultivo.

Una vez seleccionada la semilla necesitamos los siguientes materiales:

 
Anaquel para Forraje Verde Hidropónico
Charolas para Forraje Verde Hidropónico
Sistema de Riego por Nebulización
Solución Nutritiva para Forraje Verde Hidropónico
Cal
Bolsas de malla o nylon
Desinfectante
Cubeta o contenedor
Una toma de agua

En las regiones donde el clima es desfavorable para la germinación de las semillas o cuando la época del año lo impide, es recomendable la colocación de una estructura de cubierta como lo es un invernadero o una casa sombra. El uso de un invernadero nos facilitará el control de los parámetros ambientales (Luz, temperatura y humedad).

Los racks (anaqueles) y el sistema de riego no son elementos forzosos para la producción de forraje; sin embargo, si tu fin es producir a gran escala en proyectos a nivel comercial, lo mejor es que vayas pensando en estos elementos que contribuirán a que obtengas mayores rendimientos en un menor espacio.

 
 
 

Pre-Germinado

Consiste en activar la semilla; es decir, romper con el estado de latencia en el que se encuentra. Los factores que debes de tomar en cuenta en la pre-germinación son la temperatura, la humedad y la oxigenación. Este paso lo puedes realizar de dos formas: sólo con agua o con agua con cal.

Agua

Para realizar la pre-germinación, debemos de sumergir completamente tus semillas en agua limpia y bien oxigenada, al hablar de tener "agua oxigenada" nos referimos a que el agua no haya estado estancada y sin movimiento durante mucho tiempo.

El tiempo varia dependiendo el tipo de semilla, por ejemplo para maíz y cebada se sumergen por aproximadamente 24 horas que se repartirán en dos etapas de 12 horas cada una.

Remojamos las semillas durante 12 horas continuas, las sacaremos durante 1 hora para oxigenarlas y las volvemos a remojar durante 12 horas más con agua limpia. (El agua no la desperdicies, la puedes usar para tu jardín).

Para semillas pequeñas como el trigo y la avena el periodo es distinto, se sumergen las semillas por 12 horas y después se sacan y se colocan en las charolas.

 

Agua con cal

Otra manera de realizar la pre-germinación es el tratamiento con hidróxido de calcio también conocida como cal (puedes conseguir este material en alguna tlapalería o casa de materiales) y la concentración será de 50 gramos de cal por cada 20 litros de agua.

La ventaja es que disminuye el tiempo del tratamiento y favorece aun más la germinación de la semilla, además previene la formación de hongos nocivos durante la germinación del forraje. El tiempo de remojo será de 8 horas después de ese lapso se sacarán las semillas por una hora para oxigenarlas y nuevamente se introducirán por 8 horas más.

De la misma forma para las semillas pequeñas el tiempo es menor, se sumergen las semillas por 4 horas y después se sacan y se colocan en las charolas.

 
 

El tiempo es menor durante la pre-germinación con cal ya que éste es un compuesto muy agresivo para nuestras semillas y dejarlo por más tiempo podría causar la muerte de las mismas.

 
 
 

Colocar las semillas en las charolas para FVH

Una vez pasado el tiempo de pre-germinación de las semillas, la producción del forraje se llevará a cabo sobre las charolas para FVH.

Para prevenir hongos y enfermedades en tu forraje, se recomienda haber desinfectado previamente tus charolas para FVH. Por lo que tendrás que sumergir al menos 15 minutos cada charola en un contenedor con una mezcla de 1 ml de cloro por cada litro de agua para después enjuagarlas con agua natural y así no mantener ningún rastro de cloro.

Ahora pondremos las semillas en el interior de cada charola para forraje y distribuiremos de manera adecuada, tratando de mantener la densidad de siembra como se muestra en la siguiente tabla:

 
 
 
 
 

Charolas para FVH Hydro Environment

Al mantener las semillas una al lado de otra, lo que estamos haciendo es "simular" que existe un sustrato en el que la planta enraizará, además, al obligar que el pasto tenga que competir con los otros por los recursos (agua y luz) ayuda a estimular la germinación precoz y a tener una mayor altura de las plantas.

Es por esto que recomendamos cubrir totalmente la base de la charola para F.V.H. con la semilla forrajera teniendo especial cuidado en las esquinas.

 
 
 

Crear un ambiente oscuro para las semillas

El mantener en oscuridad las semillas durante su etapa de germinación es fundamental para estimular el desarrollo precoz de las plantas, esto es porque todas las plantas tienen la "intención" de crecer lo antes posible para empezar a percibir los rayos solares, al tener todo obscuro hacemos "creer" a nuestros pastos que le falta enlongarse (estirarse o crecer) para poder descubrir los primeros rayos luminosos lo que nos dará un mayor crecimiento en las primeras etapas.

Existen múltiples maneras para proteger a las semillas de la luz durante la etapa de germinación, por ejemplo, cubrir la charola para FVH o anaqueles completamente con malla sombra al 90% o plástico negro, también puedes acondicionar la instalación para brindar la oscuridad, pero teniendo cuidado que las charolas tengan ventilación para que se sigan oxigenando a las plantas.

 
 
 
 
 
  Quizás también te interese...  
  ¿Qué es el forraje verde hidropónico?  
  Guía para armar un anaquel de FVH  
  Sistema de Riego para FVH