TagLine Aquí






Busca tu Guía aqui

Redes Sociales







Guía: Enfermedades de las Plantas

Documento sin título Documento sin título

ENFERMEDADES DE LAS PLANTAS

 

Existen enfermedades que pueden atacar a las plantas que estamos cultivando. Éstas se caracterizan por ser de origen infeccioso (bióticos o vivos) y no infeccioso (abióticos o no vivos). Los agentes infecciosos son causados por bacterias, hongos, micoplasmas, nematodos y virus; mientras que los agentes no infecciosos provienen de desbalances nutricionales, estrés ambiental y toxicidad química (causada por plaguicidas y contaminantes del aire).

 

ENFERMEDADES ABIÓTICAS

Cuando se habla de una enfermedad abiótica se refiere a la falta o el exceso de algún factor necesario para la vida de la planta. No existen patógenos, por lo tanto no pueden ser transmitidas de plantas enfermas a plantas sanas.

Las plantas pueden ser afectadas en cualquiera de sus etapas de desarrollo: semilla, plántula, crecimiento y maduración o frutos. Además, pueden ocasionar daños durante el cultivo, el almacenamiento e incluso durante la comercialización.

Estos síntomas varían en tipo y severidad de acuerdo al factor ambiental y la intensidad de desviación que participe de éste. Pueden ser desde ligeros hasta severos y hay riesgo de muerte en las plantas afectadas.

Detectar alguna enfermedad abiótica puede ser muy fácil. Existen síntomas que son muy característicos porque se debe al exceso o falta de algún factor ambiental. En otros casos, es necesario examinar cuidadosamente cuáles fueron las condiciones climáticas que prevalecían antes de la aparición de la enfermedad, los cambios en los niveles de contaminación del suelo y de la atmósfera, las prácticas agrícolas y los incidentes que se produjeron.

Es frecuente que los síntomas se confundan con los causados por virus y microorganismos, por lo tanto es necesario descartar la presencia de todos los patógenos posibles y después exponer las plantas sanas a los factores que se piensan son los causantes.

 
 

Los principales factores ambientales que causan enfermedades son:

 

Temperatura

-Alta: Deshidratación, pérdida de firmeza y soporte.

-Baja: Daños por enfriamiento y congelación.

 
 

Humedad

-Humedad Relativa: Cuando es baja no causa daño, excepto cuando se combina con otros factores como falta de agua en el suelo, altas temperaturas y vientos fuertes.

-Humedad del suelo: Es la más importante debido a que las plantas absorben agua, junto con las sales minerales directamente del suelo, a través de la raíz.

Baja humedad

La baja humedad provoca desde un menor desarrollo en las plantas, hasta su muerte.

Generalmente afectan su crecimiento, presentan una coloración de verde pálido a amarillo claro, forman hojas pequeñas, producen pocas flores y frutos, se marchitan y mueren.

Alto contenido de humedad

El alto contenido de humedad provoca daños inmediatos y de mayor consideración que las sequías, incluso puede causar la muerte de la planta. A consecuencia de esto, las plantas pierden vigor, se marchitan, presentan una coloración que va de verde pálido al verde amarillento, sus raíces mueren y se pudren.

Golpe de agua

Se produce cuando las plantas crecen con poca humedad por un periodo largo y repentinamente se les administra agua durante la maduración. Esto ocasiona agrietamiento de frutos y órganos engrosados suculentos.

 

Baja concentración de oxígeno

Está relacionada con la alta temperatura y el exceso de humedad en el suelo. Causa la muerte de la raíces por asfixia en tubérculos, frutos carnosos, hortalizas suculentas, entre otros. En temperaturas altas en el campo o almacenamiento, causan falta de oxígeno en el corazón produciendo muerte celular y un característico color negro.

Corazón vació

Cuando los tubérculos grandes se fertilizan con exceso de nitrógeno y se tiene un exceso de humedad en el suelo, se agrietan internamente. (Ejemplo: la papa)

 
 
Luz

Deficiencia de luz

Se observa en plantas que crecen cerca de árboles u otros objetos que producen sombra. En plantas jóvenes ocasiona etiolación (cambio de color) y son susceptibles al acame (doblado del tallo); en plantas en desarrollo provoca clorosis (amarillamiento), escaso desarrollo y caída prematura de flores y hojas.

Exceso de luz

Por lo general no causa daño pero en ciertos lugares se le atribuye al “quemado del sol” que provoca manchas café rojizo en frutos. En plantas que no soportan el sol (plantas de sombra o semi-sombra) produce manchas plateadas o café claro sobre las hojas.

 
 

Prácticas agrícolas inadecuadas

La aplicación incorrecta de compuestos químicos como insecticidas, fungicidas y fertilizantes, en época indebida y/o en altas dosis puede provocar quemaduras en las hojas, manchado y oscurecimiento del fruto, entre otras cosas.

 
 

ENFERMEDADES BIÓTICAS

Éstas se producen por la infección que ocasiona un patógeno en una planta, el cual se reproduce rápidamente y es capaz de infectar a otras plantas; a este organismo se le denomina parásito. De la gran diversidad de organismos vivos sólo unos cuantos parasitan plantas: hongos, bacterias, fitoplasmas, plantas parásitas, protozoarios, nematodos, insectos y virus.

Los más comunes se pueden transmitir por insectos como los áfidos, sin embargo el viento y otros animales (incluyendo al hombre) también son un factor de transmisión de enfermedades en las plantas.

Los factores del medio ambiente que afectan el comienzo, desarrollo y diseminación de las enfermedades en las plantas son la temperatura, humedad, luz, nutrientes y el pH.

Los parásitos pueden ser:

 

Obligados: Crecen y se desarrollan en cierto tipo de plantas, no destruyen las células de sus hospedantes y obtienen sus nutrientes a partir de células vivas.

 

Facultativos: Atacan y se desarrollan en distintas plantas, secretan toxinas y enzimas que destruyen las células, utilizan sus contenido y nutrientes conforme los invaden.

 
 
CICLO DE LA ENFERMEDAD
Inoculación: Cuando el patógeno y la planta entran en contacto.

Inoculos

-Hongos: Micelios o esporas.

-Bacteria, fitoplasma y virus: Todo el organismo o colonia.

-Nematodo: Huevo, juvenil o adulto.

-Planta parásita: Semilla o una porción de la planta.

 

El inoculo puede estar y transportarse en:

-El suelo.

-Semillas.

-Plantas y campos cercanos.

-Animales.

-Viento.

-Agua.

-Otros objetos.

 
 
Sólo se requiere una pequeña cantidad para que la infección comience.
 

Penetración:

Una vez que se hizo contacto, comienza a desarrollase el parásito y se prepara para entrar a la planta. Penetran en forma directa, a través de aberturas o heridas.

 

Infección:

El patógeno entra en contacto con células o tejidos susceptibles, los cuales producen suficientes nutrientes para ambos, por lo que el patógeno empieza a desarrollarse y reproducirse dentro de la planta.

 

Incubación:

Es el periodo de tiempo entre la inoculación y la aparición del síntoma.

Para que se produzca una infección no basta con el contacto físico, sino que se debe cumplir algunas condiciones:

-El parásito debe de estar en una etapa patogénica virulenta.

-La planta debe de estar en una etapa susceptible al patógeno.

-Las condiciones de temperatura y humedad deben ser favorables para el patógeno.

 

Colonización o invasión:

Dispersión de los organismos en los tejidos, órganos o en toda la planta.

 

Crecimiento y reproducción:

Se propaga cada vez más en los tejidos de la planta

hasta que muere o se detiene el desarrollo de la infección. Durante este periodo de

crecimiento los fitopatógenos se reproducen de distintas maneras:

-Hongos: Esporas asexuales y sexuales.

-Plantas parásitas: Por semillas.

-Bacterias, fitoplasmas y protozoarios: Por mitosis.

-Virus: Por replicado dentro de las células.

-Nematodos: Por Huevos.

 

Diseminación:

Es la forma en la que se esparcen las partes infecciosas de los

microorganismos patógenos al medio ambiente para colonizar otras plantas.

-Diseminación activa: Requiere de energía por parte del patógeno para esparcir la infección.

-Diseminación pasiva: No requiere de energía, por lo general requiere de la participación de agentes dispersantes como el aire, agua, insectos u otros animales.

 

Sobrevivencia del patógeno:

Los organismos sobreviven fuera de su hospedante al desarrollarse en otro ambiente o al mantenerse en latencia.

-Hibernación: Permanece en estado latente en temperaturas bajas.

-Estivación: Permanece en estado latente en temperaturas altas.

 
 

 
  Quizás también te interese...  
  Guía de control general de plagas y enfermedades  
  Métodos y técnicas de control fitosanitario I.  
  Métodos y técnicas de control fitosanitario II.  
  Insecticidas