TagLine Aquí






Busca tu Guía aqui

Redes Sociales







Guía: ¿Cómo utilizar la perlita como sustrato?

Documento sin título Documento sin título

¿Cómo utilizar la perlita como sustrato?

 

La perlita puede mejorar la aireación, la capacidad de retención de agua y nutrientes en un cultivo hidropónico.

Es por eso que se puede utilizar en la germinación y desarrollo de cualquier tipo de hortalizas sobre todo en aquellas que requieren de sustratos ligeros, porosos, con buen drenaje como la zanahoria, la papa, la jicama y la calabaza, entre otras.

La perlita es un sustrato inorgánico cuya característica principal es el ser estéril, inerte, neutro y con gran capacidad de retención de agua. Es uno de los sustratos más utilizados en el cultivo hidropónico y puede estar sólo o combinado con otros sustratos.

•Un costal de 100L de perlita  
•Mascarilla o tapabocas  
•Un germinador o almácigo  
•Bolsas negras, bicolor o macetas para cultivo  
•Agua con o sin solución nutritiva  
 

Primero nos pondremos el tapabocas para evitar respirar el polvo fino del costal, ya que éste puede ser molesto y/o perjudicar a nuestro sistema respiratorio, por lo que se debe tenerlo puesto todo el tiempo durante el proceso.

 

Apertura del costal

Una vez protegido se procede a abrir el costal tratando de no romperlo para su posterior resguardo. Puedes utilizar unas tijeras o un cúter.

 
 
 

Si por algún motivo no te es posible saber la capacidad de tu contenedor en litros, te recomendamos que prepares poco a poco tu sustrato para evitar que lo desperdicies innecesariamente, llenando primero un lote de bolsas o macetas y luego otro.

Toma con una pala de jardín o algún recipiente la cantidad que necesitas y colócalo en una charola, palangana, cubeta o cualquier otro contenedor grande que te permita mover tu sustrato para prepararlo adecuadamente.

Ahora agrega agua poco a poco, moviendo constantemente tu sustrato hasta que quede húmedo con una consistencia de terrones, la cual debe ser desmoronable al tacto.

 
 

Preparación

Toma con una pala de jardín o algún recipiente, la cantidad que necesitas y colócala en una charola, palangana, cubeta o cualquier otro contenedor grande que te permita mover tu sustrato para prepararlo adecuadamente.

Ahora agrega agua poco a poco, moviendo constantemente tu sustrato hasta que quede húmedo con una consistencia de terrones, la cual debe ser desmoronable al tacto.

Si nos excedemos de agua podemos eliminarla antes de llenar el germinador o las bolsas, escurriéndola y/o exprimiendo ligeramente el sustrato.

Una vez que tenemos nuestro sustrato listo podemos empezar a llenar nuestra charola germinadora, bolsa de cultivo, maceta, cama de cultivo, u otro.

Preparación

Cuando el sustrato esté previamente humedecido lo colocaremos poco a poco en el semillero tratando de no compactarlo y sólo dando pequeños golpes, se recomienda alzar la charola y golpear la base con la superficie de la mesa ligeramente para que el sustrato se acomode en cada cavidad.

Bolsas, Macetas y Contenedores

De la misma forma con el sustrato previamente humedecido, lo colocaremos poco a poco en cada contenedor que tengamos.

Para esto es posible que tengamos que preparar varias rondas ya que podríamos necesitar mucho sustrato por lo que procura preparar sólo el que necesitas.

Por ejemplo para llenar 10 bolsas de 35X35 podríamos ocupar sólo 60L de sustrato de un costal de 100L ya que en cada bolsa caben aproximadamente 6L de sustrato.

Si por algún motivo no te es posible saber la capacidad de tu contenedor en litros, te recomendamos que prepares poco a poco tu sustrato para evitar que lo desperdicies innecesariamente, llenando primero un lote de bolsas o macetas y luego otro.

Para mantener en buenas condiciones nuestra perlita es importante cerrar el costal con cinta adhesiva, tratando de sacar todo el aire, de lo contrario ésta podrá adquirir humedad y/o contaminarse.

 
  Quizás también te interese...  
  ¿Que es un fertilizante?  
  Fertilizantes foliares.  
  Tipos de fertilizante.  
  Correctores de suelo.