TagLine Aquí


Busca tu Guía aqui

Redes Sociales









Guía: Cultivo de Pepino

Documento sin título

Cultivo de Pepino

 

 

El pepino (Cucumis sativus) es una planta originaria de las regiones tropicales del sur de Asia y se ha cultivado en la India desde hace aproximadamente tres mil años. Con los posteriores movimientos humanos el pepino se extendió poco a poco por el mundo.

Puede disfrutarse crudo, cosido o en curtido, acompañando ensaladas y guisos; cuando lo elaboramos encurtido se suele denominar pepinillo. El pepino cuenta con vitaminas C y K, minerales como potasio, magnesio, manganeso, sílice y algunos antioxidantes que son benéficos para el organismo.


 

 

 

 

  Es una planta herbácea y anual que pertenece a la familia de las Cucubitáceas; monoica, es decir que hay flores femeninas y masculinas en la misma. El tallo es postrado/rastrero, ramificado y con zarcillos. El fruto (pepónida) es el pepino, de tamaño muy variable, generalmente oblongo (más largo que ancho), cilíndrico casi triangular, de color verde y esparcidamente tuberculado cuando es inmaduro, luego se torna amarillo verdoso y liso. Las semillas de entre 8-10 mm por 3-5 mm son oblongas y blanquecinas.

Dentro del ciclo de desarrollo del pepino distinguiremos tres etapas principales:

 

Germinación 27 °C
Formación de Planta 21 °C
Desarrollo del Fruto 19 °C

Estos valores son los óptimos requeridos, por lo que un par de grados más o menos no afectan significativamente la producción.


Temperaturas que soporta el pepino:

Temperatura Máxima 40 °C
Temperatura Mínima 14 °C
 

El pepino es sensible a un bajo valor de humedad relativa, por lo que debe mantenerse entre el 60 y 70 por ciento, cuidando que tampoco se eleve demasiado ya que el cultivo es propenso a enfermedades fungosas, las cuales se desarrollan con elevada humedad relativa.

A pesar de que el pepino es una planta de días cortos (o sea, que requiere menos de 12 horas de iluminación al día), es aconsejable proporcionarle una alta incidencia de luz, pues ésta estimula la fecundación de las flores; además soporta elevada intensidad solar sin ningún problema.

La mayor parte de su peso corresponde hasta a un 97% de agua, utiliza un sustrato franco o franco arenoso con estructura suelta, bien drenado y con suficiente materia orgánica o nutrientes.

Este tipo de hortaliza, además de cultivarse en suelo o en sustrato, también se puede cultivar en sistemas de NFT, NGS y Raíz flotante; el pH ideal para su desarrollo es de 5,5 a 7,0; en su variedad pueden ser lisos o ásperos.

El pepino puede cultivarse todo el año, tanto en épocas secas (sí se cuenta con riego), como de temporal. En general abarca un periodo de desarrollo de 4 a 6 meses. En México se presentan dos ciclos agrícolas, el primero durante la época de lluvias en primavera-verano y el segundo durante la época de sequía en otoño-invierno. Esta planta necesita rotación del cultivo (no puede sembrarse en el mismo lugar durante tres años).

 

Siembra

 
Una vez que elegiste la variedad a cultivar podrás sembrar las semillas, procura que tus semillas estén limpias y esterilizadas así como también el sustrato y los materiales a ocupar; la siembra se puede realizar de manera directa o indirecta.

Cuando sembramos de manera directa sobre un terreno hidropónico o cama de cultivo debemos dejar una distancias de 0.9 a 1.8 m entre surcos y sobre el surco si se siembran a mano de 2 a 3 semillas a cada 15 o 50 cm a una profundidad de 2.5 a 3.0 cm, para que al nacer se haga un raleo dejando la planta mejor desarrollada y eliminando el resto, siendo el momento para efectuarlo cuando las plantas han formado dos hojas verdaderas.

 

La siembra indirecta se realiza en charolas germinadoras, de preferencia que presenten una profundidad de entre 4 a 10cm, con cavidades que van desde las 21 a las 72; este cultivo tendrá como sustrato el polvillo de Peat moos o de coco, previamente humedecido y colocando de una a dos semillas por cada orificio de la charola y a una profundidad de 1 a 2 cm.

Este tipo de siembra nos brinda protección contra organismos, plagas o enfermedades que puedan afectar la germinación y disminuye en gran medida las pérdidas en la nacencia por las condiciones ambientales.

Procura mantener tu sustrato siempre húmedo y recuerda que los riegos son sólo con agua en esta etapa.

 
Germinación
 
La semilla germina por lo general en poco tiempo dependiendo de la variedad, temperatura, humedad, entre otros factores; puedes ver emerger tu planta entre los primeros 4 o 7 días.

Lo primero que verás serán sus dos cotiledones los cuales alimentaran a la plántula unos días, después saldrá el primer par de hojas verdaderas, en esta etapa podrás empezar a colocarles solución nutritiva a tus plántulas. Agregarás primero un tercio de la cantidad recomendada y poco a poco aumentarás la dosis.

 
Trasplante  
La semilla germina por lo general en poco tiempo dependiendo de la variedad, temperatura, humedad, entre otros factores; puedes ver emerger tu planta entre los primeros 4 o 7 días.

Lo primero que verás serán sus dos cotiledones los cuales alimentaran a la plántula unos días, después saldrá el primer par de hojas verdaderas, en esta etapa podrás empezar a colocarles solución nutritiva a tus plántulas. Agregarás primero un tercio de la cantidad recomendada y poco a poco aumentarás la dosis.

 
Tutorado  
Es una práctica imprescindible para mantener la planta erguida, mejorando la aireación general de ésta y favoreciendo el aprovechamiento de la radiación y la realización de las labores culturales (destallados, recolección, etc.), todo lo anterior repercutirá en la producción final, calidad del fruto y control de las enfermedades.

La sujeción suele realizarse con hilo de polipropileno (rafia), sujeto de un extremo a la zona basal de la planta (liado, anudado o sujeto mediante anillas) y de otro extremo a un alambre situado a determinada altura por encima de la planta. Conforme la planta va creciendo se va liando o sujetando al hilo tutor mediante anillas, hasta que la planta alcance el alambre; a partir de ese momento se dirige la planta hasta otro alambre situado aproximadamente a 0,5 m, dejando colgar la guía y uno o varios brotes secundarios.

Otra forma de hacer el tutorado es por medio de la colocación de espaldera, éstas se pueden colocar rectas, inclinadas o en forma de “A”.

El tutor se colocará cuando la planta mida entre 15 y 20 cm, es importante que se vaya guiando la planta para que se “agarre” al tutor de manera manual y por medio de podas de formación.

 
Poda

Esta actividad se realiza con la finalidad de favorecer la precocidad y el cuajado de las flores, controlar el número y tamaño de los frutos, acelerar la madurez y facilitar la ventilación, así como la aplicación de tratamientos fitosanitarios.

 
Poda de Hojas
Se suprimirán las hojas viejas, amarillas o enfermas. Cuando la humedad es demasiado alta será necesario tratar con pasta fungicida tras los cortes.

Ésta se realiza cada que revises tu cultivo (por lo menos cada semana) ya que hayas realizado el trasplante, deberás comenzar con tu poda de hojas eliminando solamente las hojas enfermas y en senescencia (hojas viejas).

Se deben de eliminar hojas cloróticas o amarillentas, que presenten daños en tonalidades pardas, necrosis o coloración negra provocada por muerte celular o algún hongo. Al eliminar este tipo de hojas, estimulamos a las plantas para un mayor desarrollo vegetativo, una buena ventilación y desechamos cualquier posible infección por esporas, bacterias y virus que pudieran contaminarlas.

El corte de estas hojas se realizará sólo con ayuda de unas tijeras para podar limpias y desinfectadas, cortando la hoja desde la parte más cercana al tallo principal ligeramente inclinado hacia él.

   
Poda de Flores
Se cortarán únicamente las flores viejas y las flores dañadas, además de flores que estén en exceso.

El corte de la flor se realizará sólo con ayuda de unas tijeras para podar, las cuales deben estar limpias y desinfectadas, cortando desde la parte más cercana al tallo principal ligeramente inclinado hacia él.

 
Poda de Frutos
En lo que concierne a los frutos, deben de suprimirse los que presenten daños de enfermedades, malformaciones o crecimiento excesivo, para eliminar posibles fuentes de inóculo y evitar el agotamiento de la planta.

Deben retirarse los frutos de las primeras 7 u 8 hojas (60-75 cm), de forma que la planta pueda desarrollar un sistema radicular fuerte antes de entrar en producción. Estos frutos bajos suelen ser de baja calidad, pues tocan el suelo, además de impedir el desarrollo normal de la parte aérea y limitar la producción de la parte superior de la planta. Los frutos curvados, malformados y abortados deben ser eliminados cuanto antes, al igual que aquellos que aparecen agrupados en las axilas de las hojas de algunas variedades, dejando un sólo fruto por axila, ya que esto facilita el llenado de los restantes, además de dar también mayor precocidad.

 
Floración

Las cucurbitáceas presentan dos tipos de flor en la misma planta, masculina y femenina, de las cuales primero surgen las flores masculinas y luego cambian a femeninas.

Las flores masculinas son fáciles de identificar de las femeninas ya que estas últimas asemejan en su parte más cercana al tallo un pequeño pepino y las masculinas no.

La polinización se lleva a cabo por los insectos debido al viento si tienes tu cultivo al aire libre o en un invernadero, pero si notas que tus plantas no producen frutos, debes polinizarlas manualmente, al cortar con mucho cuidado las flores masculinas y sacudirlas ligeramente o pegarlas a las femeninas sin lastimar a la planta o a la flor.

 

 
Riego
Se recomienda el riego por goteo, éste requiere de una buena disponibilidad de agua para obtener altas producciones, la cantidad de agua se define de acuerdo a la edad del cultivo, tipo de sustrato y a la evapotranspiración potencial del lugar. Si la planta presenta una deficiencia de agua, ésta retrasará su desarrollo y las plantas serán menos vigorosas.

Debe evitarse el encharcado o inundado del suelo, ya que las raíces del pepino son muy sensibles y puede provocar asfixia, podredumbre y ataque de hongos de suelo.

Los periodos críticos de riego en el cultivo del pepino son: durante la germinación de la semilla, la floración en la formación de frutos. Se recomienda aplicar el agua en estos periodos en forma oportuna y controlada.

El pepino es una especie sensible a la salinidad dando síntomas de curvado de frutos y quemado de los bordes de las hojas; con aguas de mala calidad, incluso en cultivo enarenado, sus rendimientos decaen seriamente, especialmente, en condiciones de baja luminosidad y temperatura. Un exceso de salinidad en suelo, por agua de mala calidad o exceso de abonos, debe disminuirse con riegos de lavado previos al cultivo.

Cuando las aguas son de mala calidad los riegos se realizarán a diario, para evitar problemas de salinidad, manteniendo la lectura del tensiómetro en 10 o 15 kilopascales para no producir asfixia radicular.

 

 
Cosecha
Por lo general se cosecha a los 50 o 70 días después de la siembra y cada 3 días para mantener el tamaño del fruto a efectos de calidad, cosechando los frutos siempre en un estado inmaduro. Para encurtido se cosecha a los 40 o 50 días después de la siembra.

El tamaño del fruto varía entre 20 y 30cm de longitud y 3 a 6cm de diámetro, su color varía del verde obscuro al verde claro, sin que tenga signos de amarillamiento, se sabe que está maduro cuando los ángulos o aristas tienden a desaparecer tornándose cilíndricos, también cuando los puntos blancos como pequeñas espinas se desprenden fácilmente.

Los pepinos se cosechan cortando el fruto con tijeras en lugar de arrancarlo. La firmeza y el brillo externo son también indicadores del estado prematuro deseado. En el estado apropiado de cosecha un material gelatinoso comienza a formarse en la cavidad que aloja a las semillas.

Debe hacerse en horas de poco calor y una vez cosechado protegerlo del sol; la deshidratación del pepino (que tiene el orden del 95 por 100 de agua en peso) debe evitarse en lo posible; hasta su plastificado debe almacenarse en un lugar fresco y al abrigo de corrientes de aire.

 

 
Esperamos que ésta guía te haya sido de utilidad.
 
 

 
  Quizás también te interese...  
 
  Semillas Agrícolas  
  Charolas y Semilleros para Germinación  
  Sustratos y Mezclas  
  Fertilizantes Agrícolas