TagLine Aquí

Busca tu Guía aqui

Redes Sociales













Guía: Cultivo de Jicama

Documento sin título Documento sin título

Cultivo de Jícama

 

La jícama (Pachyrhizus erosus) es originaria de México y Centroamérica; fue cultivada y consumida por muchas culturas prehispánicas de las Américas y su nombre en lengua náhuatl (idioma de los aztecas) es xicamatl, cuyo significado es "raíz acuosa."

Pertenece a la familia Fabaceae, es una planta enredadera que llega a crecer hasta seis metros de largo, sus hojas no son comestibles y las semillas que aparecen en vainas son venenosas; lo que nosotros consumimos son los tubérculos o bulbos que crecen debajo de la tierra y pueden alcanzar hasta decenas de kilos, aunque las que encontramos comúnmente en los mercados no pasan de los tres o cuatro kilos e inclusive se venden jicamitas chicas conocidas como "piñateras."

 

 

 

 

 

La jícama se come generalmente como fruta; por fuera tiene un parecido similar al nabo y está cubierta de una delgada cáscara de color café grisáceo; por dentro es blanca y tiene la textura crujiente de una papa cruda o de una pera; además tiene un alto contenido de potasio y de vitamina C.

 

 

 

 

 

 

 
 

Existen dos clases principales de este alimento: la jícama de agua, de forma bastante redondeada y con jugo transparente y la jícama de leche, la cual tiene una forma más alargada y cuyo jugo es blancuzco. Si bien muchas personas consideran más dulce y agradable el sabor de la jícama de agua, se pueden emplear indistintamente los dos tipos.

La Jícama es de clima tropical y crece mejor en suelo húmedo, pero bien drenado, necesita una buena nutrición especialmente de potasio para las raíces, su temperatura optima es de 18 a 30ºC y por lo general se siembra en marzo y abril, aunque también se puede sembrar en junio y julio; tradicionalmente es asociada con maíz y frijol.

 

 
 

Siembra

Se puede realizar la siembra directa o indirecta, en este caso sembraremos indirectamente con ayuda de semilleros. Coloca en cada orificio del semillero un poco de sustrato, el cual debe ser adecuado para este tipo de planta como polvillo de coco o peat moss, a continuación se introduce una semilla por cada cavidad con el sustrato previamente humedecido, cubre la semilla y pon el germinador en un lugar oscuro. Es importante mantener el sustrato siempre húmedo, recuerda que los riegos son sólo con agua.

 

 
 

Germinación

La semilla germina por lo general en una semana dependiendo de la variedad y las condiciones ambientales, puedes ver emerger tu planta entre los 7 y 10 días.

Lo primero que veras serán los dos cotiledones los cuales alimentaran a la plántula unos días.

Después saldrán sus hojas verdaderas, en esta etapa podrás empezar a colocarles solución nutritiva a tus plántulas. Agregaras primero un tercio de la cantidad recomendada y poco a poco aumentaras la dosis.

 

 
 

Trasplante

Se realizará cuando las plantitas tengan 10 o 15 cm de longitud y de 3 a 4 hojas. El método de cultivo hidropónico recomendado es el cultivo en sustrato, éste tiene que ser franco o franco arenoso, por ejemplo fibra de coco (en la presentación de bolis), perlita o vermiculita, también puedes ocupar las mezclas como la mezcla 3 y la mezcla 13 o puedes crear tu propio sustrato.

Para realizar el trasplante nos ayudaremos de un abate-lenguas para sacar nuestras plántulas del semillero tratando de no lastimar la raíz.

 

 

Con ayuda de una pala de jardín desinfectada y limpia o con tu mano (que debe estar limpiapara evitar infecciones en la planta) haremos un hoyo en el sustrato, previamente humedecido y colocaremos nuestra plantulita para terminar regándola un poco con la solución nutritiva o con agua.

La distancia de siembra será de entre 15 y 25 cm entre planta y planta.

 
 

Tutorado

El tutorado es opcional y se coloca para facilitar su manejo, ayudar a su crecimiento y para aprovechar la luz. Podemos colocar una rafia para tutorar o una malla espaldera, la cual se colocará cuando la planta mida 15 a 20cm.

Es importante que vallas guiando tu planta para que se “agarre” al tutor de manera manual y por medio de podas de formación.

 

 
 
 

Poda

Es una actividad muy importante ya que da fuerza y vigor a tus plantas, mejorando la floración y el desarrollo.

 

 

Poda de hojas

Ésta se realizará cada que revises tu cultivo (por lo menos cada semana) ya que hayas realizado el trasplante, deberás comenzar con tu poda de hojas eliminando solamente las hojas enfermas y en senescencia (hojas viejas).

Se deben de eliminar hojas cloróticas o amarillentas, que presenten daños en tonalidades pardas, necrosis o coloración negra provocada por muerte celular o algún hongo. Al eliminar este tipo de hojas estimulamos a tus plantas para un mayor desarrollo vegetativo, una buena ventilación y desechamos cualquier posible infección por esporas, bacterias y virus que pudieran contaminarlas.

El corte de estas hojas se realizará sólo con ayuda de unas tijeras para podar limpias y desinfectadas, cortando la hoja desde la parte más cercana al tallo principal ligeramente inclinado hacia él.

 
 

Poda de flores

La eliminación de flores es una práctica indispensable, ya que si la planta no se desflora el rendimiento se reduce a la mitad, para las variedades mejoradas, dos desflores son suficientes.

 

 

El corte de la flor se realizará sólo con ayuda de unas tijeras para podar limpias y desinfectadas, cortando desde la parte más cercana al tallo principal ligeramente inclinado hacia él.

 
 

Poda de guías o tallos secundarios

Se debe evitar su formación ya que reducen el rendimiento y encarecen la práctica del desflore. Se cortan cuando a un son pequeños, es decir no mayores a 5cm, el corte se realizará sólo con ayuda de unas tijeras para podar limpias y desinfectadas, cortando desde la parte más cercana al tallo principal.

 
 

Riego

Dependerán del tipo de suelo y de la fecha de siembra. Normalmente los suelos arenosos necesitan riegos más frecuentes, se recomienda el riego por goteo por medio de cintilla o el riego por goteo localizado, aproximadamente cada planta debe recibir 450ml de solución al día o cada tercer día; este dato depende del clima, del tipo de sustrato, la temporada, entre otros factores, por lo que el riego lo debes adecuar tú, sólo asegúrate de tener el sustrato húmedo no inundado ni muy seco.

 

 
 

Cosecha

Se cosecha a los 5 o 6 meses después de la siembra, los agricultores mencionan que para saber el momento ideal de la cosecha observan si la tierra se ha rajado y si hay un amarillamiento de la planta. La cosecha se realizará de forma manual utilizando "la macana", que es una herramienta que se entierra en el terreno haciendo presión para sacar el tubérculo de la jícama. Normalmente la cosecha se hace en forma escalonada ya que sin facilidades de almacenamiento la jícama puede permanecer fresca sólo por ocho días, en cambio en el campo puede permanecer por varias semanas más (3 a 4 meses), conservando su sabor característico y sin sufrir daño.

 

 
 

 
  Quizás también te interese...  

 

  ¿Que es un fertilizante?  
  Fertilizantes foliares.  
  Tipos de fertilizante.  
  Correctores de suelo.