TagLine Aquí


Busca tu Guía aqui

Redes Sociales









Guía: para el cultivo de cebolla hidropónica

Documento sin título


Guía para el cultivo de cebolla

 

hidropónica

 

 

La cebolla no se ha encontrado en  estado silvestre, sin embargo, la mayoría de los autores coinciden en que su centro de origen se ubicaría en las regiones montañosas de Turquía, Irán, Afganistán y Pakistán. Fue traída a América por los primeros colonizadores y rápidamente se incorporó a la dieta básica de distintos pueblos americanos.

 

 

 

 

 

El cultivo de cebolla generalmente se comienza en Octubre-Noviembre, cuando se cultiva al aire libre y en lugares por lo general templados. Pero puedes cultivarla todo el año dentro de un invernadero.

 

 

Siembra

Una vez elegidas las semillas procederemos a sembrarla, se recomienda la siembra indirecta en donde se utilizara una charola germinadora, puedes usar Peat moss o polvillo de coco para la germinación, colocando una o dos semillas por cada orificio de la charola.

     

 

Germinación

La semilla germina por lo general en una semana dependiendo de la variedad y las condiciones ambientales, puedes ver emerger tu planta entre los 7 y 10 días.
Lo primero que veras serán los cotiledones (primeras hojas), que alimentaran a la plántula unos días

Después saldrán sus hojas verdaderas, en esta etapa podrás empezar a regar tus plántulas con solución nutritiva. Agregarás primero un tercio de la cantidad recomendada y poco a poco aumentaras la dosis.
 
 

Trasplante

Se realizará cuando las plantitas tengan 15 cm de longitud, 3-4 hojas o 0.8 cm de diámetro de cuello.
El método de cultivo hidropónico para la cebolla es el cultivo en sustrato, este tiene que ser un sustrato franco, como por ejemplo fibra de coco (en la presentación de bolis),

también puedes ocupar las mezclas de sustrato ya preparadas o crear la tu propia mezcla.
Para realizar el transplante nos ayudaremos de un abate-lenguas para sacar nuestras plántulas del semillero, tratando de no lastimar la raíz. Con ayuda de una pala de jardín desinfectada y limpia o con tu mano (que debe estar limpia para evitar infecciones en la planta) haremos un hoyo en el sustrato, previamente humedecido, y colocaremos nuestra plantulita para terminar regándola un poco con la solución nutritiva o con agua.La distancia de siembra será de entre 10 y 20 cm entre planta y planta.

 

Poda Es una actividad muy importante ya que da fuerza y vigor a tus plantas, mejorando la floración y el desarrollo.

 

 

Poda de hojas
Esta se realiza cada que revises tu cultivo (por lo menos cada semana) ya que hayas realizado el trasplante, deberás comenzar con tu poda de hojas, eliminando solamente las hojas enfermas y en senescencia (hojas viejas).

Se deben de eliminar hojas cloróticas o amarillentas, que presenten daños en tonalidades pardas, necrosis o coloración negra, provocada por muerte celular o algún hongo.

Al eliminar este tipo de hojas, estimulamos a tus plantas para un mayor desarrollo vegetativo, una buena ventilación y desechamos cualquier posible infección por esporas, bacterias y virus que pudieran contaminarlas.

El corte de estas hojas se realizara solo con ayuda de unas tijeras para podar limpias y desinfectadas, cortando la hoja desde la parte más cercana al tallo principal ligeramente inclinado hacia él.

 

 

Riego

Se recomienda el riego por goteo por medio de cintilla o el riego por goteo localizado, aproximadamente cada planta debe recibir 450 ml de solución al día o cada tercer día, pero este dato depende del clima el tipo de sustrato, la temporada, entre otros factores, por lo que  el riego lo debes adecuar tú, solo asegúrate de tener el sustrato húmedo no inundado ni muy seco.

Por ejemplo en épocas de calor puedes complementar los riegos de solución con riegos por aperción con agua o diluir tu solución un 50% para aumentar tus riegos en las horas de mayor calor realizando un riego por la mañana y otro por la tarde.El riego se suspende 30 días antes de cosechar, para detener el crecimiento de la raíz y favorecer el secado de las hojas externas

 

Cosecha

Ocurre alrededor de los 4-5 meses después de la siembra, se comienza cuando hay de un 50 a 70% de los tallos doblados, los bulbos continúan aumentando de tamaño hasta que las hojas se secan completamente. Dos días después de haber doblado los tallos se procede al arranque de la cebolla para iniciar el curado el cual consiste en colocar los bulbos uno pegado al otro en una línea, sobre costales, el follaje de la última línea sobre los bulbos anteriores.

Esto es para proteger los bulbos del sol, para que no se quemen. Se dejan por un periodo de 5 a 10 días, hasta que este seco el cuello de la cebolla. Es mejor secar con el follaje ya que el follaje tiene propiedades fungicidas y fungistáticos y le permite un mejor secado del cuello y bulbo, además de que permite alargar la vida de pos cosecha. Una vez seco se procede a DESCOLAR dejando 4 a 5 cm del cuello y se eliminan las raíces.

 
Esperamos que ésta guía te haya sido de utilidad.
 




 
  Quizás también te interese...  
 
  Guía para el cultivo de Jitomate.  
  Guía para el cultivo de Lechuga hidroponíca.  
  Guía para el cultivo de Chile hidroponíco.  
  Guía para el cultivo de Fresa.