TagLine Aquí

Guía: para el cultivo de Fresa

Documento sin título


Guía para el cultivo de Fresa

 

Las primeras referencias históricas sobre su cultivo se encuentran en la Antigua Roma, donde se cultivaban como plantas ornamentales o frutos de mesa. La palabra fresa deriva del nombre Freizer, ingeniero francés que llevó el fruto de Chile a Europa. Actualmente, la universidad de California tiene como tradición investigar y generar genéticamente nuevas variedades de fresa o fresones que dominan el mercado.

 

 

 

 

 

 

 

 

Por ser una planta híbrida, su reproducción por semilla puede resultar complicada. Por este motivo se recomienda que su propagación se realice a través de estolones y coronas; este método permite un desarrollo vegetativo rápido y seguro.
Aunque la fresa puede vivir mucho tiempo, se recomienda explotarla únicamente los primeros dos años de vida, pues a mayor edad su susceptibilidad a plagas aumenta y su producción disminuye.

 
 

 

Cultivo de Plántula o Corona

 

Estas plántulas pueden ser de un cultivo propio o adquiridas en algún establecimiento.

Se deben de elegir ejemplares sin plaga o enfermedad, sin hojas, con o sin raíces.

Algunas veces los ejemplares que compramos o conseguimos no tienen hojas o raíz esto es para almacenarlas en un lugar frío (a -1ºC o a 0ºC) hasta su venta.

Si te llegaron por paquetería te recomendamos que antes de abrir la caja o costal la coloques en un lugar fresco sin corrientes de aire por 30 minutos antes de abrirla para que se aclimate. Abrela poco a poco, con ayuda de unos guantes o con las manos limpias tomaremos las plantulas y nos aseguraremos que estén en buen estado.

 


Antes de sembrarlas procura sumergirla en agua con cloro (5ml por cada litro de agua) por 5 minutos o en una solución bactericida o fungica. Para prevenir enfermedades.

 

 

 

 

Aunque la fresa puede vivir mucho tiempo, se recomienda explotarla únicamente los primeros dos años de vida, pues a mayor edad su susceptibilidad a plagas aumenta y su producción disminuye.

 

 
 

SUELO O SUSTRATO


La influencia del suelo, su estructura física y contenido químico es una de las bases para el desarrollo de la fresa. Ésta prefiere suelos equilibrados, ricos en materia orgánica o nutrientes, aireados, bien drenados, pero con cierta capacidad de retención de agua.


El equilibrio químico de los elementos nutritivos se considera más favorable que una riqueza elevada de los mismos. Es importante utilizar sustratos inocuos o suelos esterilizados o previamente tratados para mantener niveles bajos de patógenos que es indispensable para el cultivo.


La granulometría óptima de un suelo para el cultivo de fresa aproximadamente es:

- 50% de arena

- 20% de arcilla

- 15% de calizas

- 5% de Peat moss, polvillo de coco o materia orgánica


En definitiva, un suelo catalogado como arenoso o franco-arenoso (Perlita, vermiculita, fibra de coco) y homogéneamente profundo (igual o mayor a 15 cm de profundidad) se acercaría al ideal para nuestro cultivo.


Lo primero que haremos es desinfectar la corona o el tallo, así como todos los materiales a ocupar (semillero, bolsas, macetas, palas de jardín, etc).


Podemos realizar una siembra directa o indirecta, si es indirecta colocamos las coronas en semilleros de 21 cavidades con perlita, tezontle, vermiculita, fibra de coco o alguna mezcla que tenga un buen drenaje y aireación, procurando que el sustrato siempre esté húmedo.

 

 


Si lo realizamos en siembra directa puede ser en macetas (5”, 6”, o 7”), bolsas de cultivo (20x20 o 30x30) o bolis de fibra de coco. Estos contenedores deben tener un buen sustrato (como perlita, tezontle, vermiculita, fibra de coco o alguna mezcla que tenga un buen drenaje y aireación,) procurando que el sustrato siempre esté húmedo. Sembramos una corona por contenedor.

 

 

 

 

 


La profundidad de siembra será de 1cm por debajo del sustrato procurando que las raíces siempre estén hacia abajo y si es posible que la yema de donde brotan las hojas esté por encima del sustrato.


Después las colocaremos en un lugar con media sombra procurando que reciba la luz del amanecer y del atardecer pero no la del medio día o de las horas más intensas de luz solar. Evita los cambios de temperatura bruscos, puedes colocarlas en un invernadero o dentro de tu casa al lado de una ventana o un lugar con buena iluminación.


Su crecimiento dependerá de las condiciones de luz y temperatura. Su brotación y establecimiento de raíces puede variar de 15 hasta 45 días.

 
 
SIEMBRA Y PROPAGACIÓN.

 

Se pueden sembrar en cualquier época del año, pero por lo general se hace en los primeros meses de la época lluviosa (mayo, junio y julio); para obtener la producción en los primeros meses de la época seca (noviembre/diciembre), esto con la finalidad de evitar enfermedades y producciones deficientes.


Su crecimiento depende de las condiciones de luz y temperatura.

Los días largos (más de 12 horas de luz) provocan crecimiento vegetativo en exceso, las bajas temperaturas y días cortos inducen la floración. La fresa requiere un pH de 5.5 a 6.5 y una profundidad en el sustrato de 15 cm.
 

Para que su desarrollo sea adecuado, necesitamos un buen drenaje, por ello se recomiendan sustratos como fibra de coco, perlita, vermiculita o tezontle. Al ser una planta perenne (tiene hojas verdes todo el año) y debido a su sistema de crecimiento, está formando tallos nuevos constantemente.
La propagación de la fresa se logra a través estolones de plantas “madre”, mismas que deben encontrarse en perfecto estado (sin daños mecánicos o por plaga), sin flores o botones florales.

Podemos propagarla de distintas formas y en diferentes sistemas.

 

En sustrato:

Se recomienda una siembra directa en los bolis de fibra de coco. Para esto debemos primero perforar los bolis realizando una cruz o cortando un círculo cada 20 cm, logrando así 5 perforaciones por boli.

 

Después humedecemos el sustrato y plantamos los estolones. Recuerda desinfectar previamente tu planta sumergiéndola durante unos minutos en una solución con fungicida, bactericida, antinematodos e insecticida o puedes colocarlo en una solución con cloro al 30% durante 5-15 minutos. Cuando los estolones se ponen en contacto con la tierra emitirán raíces, creando así nuevas plantas.

 
En sistemas re-circulantes:

En el caso de que queramos producir fresa en un sistema de NGS o NFT sembraremos los estolones en semilleros con fibra de coco.

 

Una vez que a enraizado y cuentan con un diámetro en su corona igual o mayor a 1cm y las raíces son lo suficientemente largas (aproximadamente entre 10 - 15 cm de largo) se colocan en cada sistema de producción.
Al poco tiempo de la siembra o el trasplante, cuando la planta aún no tiene vigor, deben suprimirse las primeras flores que salgan para que se fortalezca y crezca adecuadamente. También puede emitir estolones (por lo general en primavera - verano) y no dará floración, por lo que se deben suprimir.

 
 

EL RIEGO.

 

Las raíces de la fresa se dispersan en forma superficial (15 - 30 cm) dentro del sustrato lo que requiere un riego en forma ligera, pero frecuente para mantener el sustrato húmedo, sobretodo en los sustrato bien drenados los cuales son los más recomendados para el cultivo.


El riego será únicamente con agua los primeros días después de la siembra, en cuanto empiecen a enraizar colocaremos la solución nutritiva poco a poco, puedes comenzar colocando un tercio de la dosis recomendada de la solución nutritiva para hortalizas.

Se recomienda un sistema de riego por goteo localizado, recuerda que puedes automatizar tu riego con un temporizador. El riego también puede ser manual, por lo general una planta requiere de 450-600ml de solución al día aproximadamente (estos datos pueden variar).
 
LA PODA.
 
Es una actividad muy importante ya que da fuerza y vigor a tus plantas, mejorando la floración y el desarrollo.
 

Poda de hojas

Esta se realiza cada que revises tu cultivo (por lo menos cada semana) ya que hayas realizado el trasplante, deberás eliminar solamente las hojas enfermas (amarillentas o en tonalidades pardas, necrosis/coloración negra) y en senescencia (hojas viejas).

 

Al eliminar este tipo de hojas, estimulas a tus plantas para que tengan un mayor desarrollo vegetativo, buena ventilación y desechamos cualquier posible infección por esporas, bacterias y virus que pudieran contaminarlas. La poda permite que el paso de luz a las hojas sea mayor, acelerando la renovación de la planta y facilitando la aplicación de plaguicidas; lo que previene el ataque de hongos en la fruta
 

 

Poda de flores

Al igual que las hojas, tendrás que eliminar las flores más enfermas, viejas o marchitas evitando que las demás se dañen. Se recomienda eliminar las primeras flores después de la siembra o el trasplante para darle vigor a la planta.

 

 

Poda de estolones

Tendrás que eliminar los estolones que genere la planta ya que estos consumen nutrientes esenciales para la producción.  La poda se realiza después de los ciclos fuertes de producción, quitando los racimos viejos, hojas secas y dañadas y

y restos de frutos que quedan en la base de la macolla, teniendo cuidado de no maltratar la planta, por lo general no se poda antes de la primera producción.

 

 

Floración

Las flores surgen de tallos en la corona, o en las axilas de las hojas. La ramificación de la inflorescencia puede ser cerca de la base o cerca de la punta, en la cual cada ramita o tallo genera otra “flor” (infloresencia). En el primer caso, las flores son similares en tamaño y forma, mientras que en el segundo hay una flor terminal o primaria y otras secundarias de menor tamaño.

 
 

COSECHA.

 

Los primeros meses son más productivos y la fruta es de mejor calidad por su tamaño y uniformidad. La cosecha dura por lo general de 5 a 6 meses. Debido a que es altamente perecedera, se cosecha cada tres días y debe manejarse con mucho cuidado. Se ha visto que la planta ha tenido una vida productiva de tres años, con la fertilización desarrollada.


Primero se  seleccionan los frutos de forma visual basándose en: el tamaño del fruto, coloración, y aroma principalmente.

 
 

Los frutos se les deja el pedúnculo (tallo) con longitud de 5 a 6 mm y se coloca sin tocarlos en charolas de plástico. Cualquier inspección, debe hacerse solo tomando el pedúnculo.

Una fruta de fresa cosechada en plena maduración y mantenida a temperatura ambiente, se deteriora en un 80% en solo 8 horas por lo que las cajas se llevan inmediatamente a un cuarto frío. Lo anterior mejorará la vida de anaquel y apariencia de las frutas por las siguientes 72 horas, haciéndolo más durable y manteniendo sus características de una fruta apetecible.

Si el cultivo es para exportación se recomienda cosecharse, entre  50 y 75% de maduración y ponerse lo más rápidamente posible en cámaras frías ( 0- 10 ºC) El transporte debe ser en refrigeración a 4º C.


 

PROPIEDADES NUTRIMENTALES.

 
Las fresas contienen celulosa, ácido cítrico, mático, oxálico y salicílico. También es rica en minerales como hierro, sodio, magnesio, calcio, zinc, yodo, entre otros.

Son destacables su propiedades vitamínicas por su contenido en caroteno, vitaminas B, C, y E.

 

Kilojulios (Kj)

113

   

 

Vitamina B3

540 µgr

Kilocalorías (Kcal)

27

        

 

Vitamina C

55 mgr

Proteínas

1 gr

        

 

Vitamina E

0,23 mgr

Grasas

0,6 gr

   

 

Calcio (Ca)

21,5 µgr

H. de Carbono

5,5 gr

   

 

Fòsforo (P)

26 µgr

Fibra mineral

1,6 gr

   

 

Hierro (Fe)

0,45 µgr

Caroteno

3 µgr

        

 

Magnesio (Mg)

13,3 µgr

Vitamina B1

30 µgr

   

 

Zinc (Zn)

0,22 µgr

Vitamina B2

40 µgr

   

 

Yodo (I)

0,5 µgr

Vitamina B6

60 µgr

   

 

Potasio (K)

156 µgr

 

Contiene gran cantidad de ácidos orgánicos y vitamina C, sustancias minerales y azúcares por lo que es muy apreciado por su sabor y sus aplicaciones en medicina.

El poder antioxidante de la fresa es incomparable al de cualquier otra fruta. En relación al peso, es la fruta que contiene mayor cantidad de caroteno, vitamina C y vitamina E. Su consumo es recomendable para prevenir el cáncer.

Se considera a la fresa como una excelente alternativa de producción con un amplio mercado en el consumo fresco, agroindustria y repostería, por las propiedades que se le atribuyen de ser un excelente diurético y de equilibrio en la generación de estrógenos entre otros, por lo que se le considera un proyecto exitoso, alternativo para los productores del Distrito Federal.

Esperamos que ésta guía te haya sido de utilidad.
 
 




 
  Quizás también te interese...  
 
  Cultivo en Sistema NGS.  
  ¿Cómo estimular el crecimiento de la raíz?  
  Guía para el cultivo en bolis de fibra de coco.