TagLine Aquí

Busca tu Guía aqui

Redes Sociales













Guia: ¿Qué es un contenedor Hidropónico?

Documento sin título

¿Qué es un Contenedor Hidropónico?

 
Objetivo: Mostrar las características de un buen contenedor para el cultivo hidropónico.
 

Un contenedor nos sirve para colocar el medio de sostén, los nutrientes y el agua que necesita una planta para su desarrollo, por lo que la elección del más apropiado es de suma importancia. Existen una gran variedad de contenedores que te ayudarán a brindarle a tu cultivo las condiciones adecuadas para su desarrollo.

 

 

 

 

 

 

 

El contenedor a utilizar tiene relación directa con el espacio disponible para el cultivo y con el tipo de planta que se va a sembrar; es decir, si se van a cultivar lechugas, acelgas o cilantro no se necesita un contenedor grande como si de cultivar jitomate o chile se tratara.
Hay muchos tipos de contenedores, el tamaño forma y color podría determinar la salud de la planta y por eso es conveniente que sepamos qué factores hay que tener en cuenta a la hora de elegirlos.

 

 

Tamaño:
Para que la planta se desarrolle correctamente desde las raíces, es necesario que cuente con el espacio suficiente para ello. Por tal motivo es importante tener siempre presente la el tipo de hortaliza que queremos sembrar. Un contenedor profundo nos dará una mejor aireación que uno bajo.
Otras características que deben considerarse en relación al tamaño son:

•El tipo de sustrato a utilizar pues hay sustratos que retienen más agua (humedad) que otros.

•El clima o ambiente del lugar, si es cálido necesitamos un contenedor que retenga agua, si es frío; lo que requerimos es uno con buen drenaje.

•La disponibilidad de espacio. Si tenemos poco espacio y queremos cultivar plantas grandes, es mejor limitar el tamaño del contenedor en superficie y no en profundidad.

 

La profundidad del contenedor debe tenerse en especial consideración cuando se quieren cultivar bulbos o raíces carnosas (cebolla, zanahoria, betabel, etc.) puesto que este tipo de cultivos requieren de mayor espacio hacia abajo para desarrollarse; mientras que el forraje verde requiere solamente de 5 centímetros.

 

 

Drenaje y oxigenación.
Todos los contenedores necesitan liberar el agua excedente, por ello tienen que estar provistos de agujeros o formas que dejen fluir los excesos que produce el riego de la planta.


Como mínimo debe disponer de dos agujeros de 0.5 a 1cm de diámetro, en el caso de contenedores rígidos. Para los contenedores tipo bolsa, los agujeros de drenaje pueden colocarse 2 cm por arriba de la base, con un diámetro aproximado del que realiza un lápiz al perforar la bolsa (5-6mm). También pueden elaborarse con unas tijeras o con un cúter, realizando un corte de manera vertical de 2cm.

   

 

Protección de factores ambientales.


Un buen contenedor debe ser resistente a los efectos ambientales, incluso a los rayos UV. Por tal motivo, sus características físicas como grosor o color pueden ser auxiliares en dicha función.
Un claro ejemplo es el color, los contenedores blancos o bicolor (blancos por fuera, negros por dentro) ayudan a equilibrar la temperatura de los cultivos realizados en lugares con temperaturas altas. Mientras que los contenedores totalmente negros ayudan a un mejor desarrollo de los cultivos en climas templados o fríos; se sabe que el crecimiento adecuado de las plantas esta también determinado por la temperatura del suelo/sustrato.

 

Debe ser económico.
Las bolsas de color negro o blanco, como las que se usan para plantas de vivero, flores y hortalizas, son recipientes económicos, fáciles de usar y muy productivos en pequeños espacios. Las bolsas son aptas para especies como tomate, pepino, pimiento, pimentón y cebolla entre muchas otras.

 
 

Debe ser químicamente inerte.
Los materiales de los cuales están hechos los contenedores son muy variables, estos no deben de reaccionar con los elementos presentes dentro de ellos, ni reaccionar con sustancias externas. Además de que no deben permitir una concentración alta de las sales.


Elegir el contenedor adecuado dependerá de parámetros como pueden ser el sistema de cultivo a emplear, variedad de semillas, condiciones climáticas y número de plantas por superficie efectiva (espacio disponible), así como las posibilidades técnicas y económicas; las necesidades y aspiraciones de progreso desarrollo que desees realizar.

 

Esperamos que ésta guía te haya sido de utilidad.
 

 


 


 
  Quizás también te interese...  
 
  Técnicas hidropónicas.  
  Introducción al cultivo hidropónico.  
  Sustratos.  
  Sistemas de Riego.